Pasaron más de ocho meses sin que se vean las caras. El Superclásico vuelve a escena y calienta motores. El duelo entre Boca y River, a disputarse el próximo miércoles en Chaco, con la excusa del trofeo Luis Nofal de por medio, ya se palpita. La última vez que se enfrentaron fue el 15 de mayo de 2011, por la 14º jornada del Torneo Clausura.

En aquella oportunidad, el equipo de Julio César Falcioni se impuso al de Juan José López. Fue 2 a 0, con un gol del menos esperado: Juan Pablo Carrizo, en contra de su propia valla y del más indicado, Martín Palermo.

Ese 2 a 0 quedó en la memoria de todos los hinchas Millonarios, debido a que tras ese Torneo Clausura, River recaló por primera vez en su historia en la segunda categoría y desde allí no se volvieron a ver las caras.

Ahora la leyenda será diferente. Aunque es sabido que entre River y Boca no existen los partidos amistosos, este será un duelo que cortará con la sequía de más de ocho meses de abstinencia.

Del lado Millonario se prevé la presencia de sus nuevas estrellas: David Trezeguet y Leonardo Ponzio. El delantero franco-argentino debutó de la mejor manera ante Racing. Con un grito, que le dio un campeonato al elenco de Nuñez.

Matías Almeyda pondría a su tridente de ataque, que protagonizan el mencionado Trezeguet, además de Alejandro Domínguez, y Fernando Cavenaghi para lastimar a Boca, que marcó un hito en la historia al consolidar la valla menos vencida en el último Apertura.

En la vereda de enfrente, a Pelusa se le cayeron varios hombres a último momento y deberá armar un rompecabezas. Pese a ello mete toda la carne al asador, al igual que el Pelado, que visitará Chaco con lo mejor que tiene.

Los grandes ausentes: el capitán y emblema de este equipo Xeneize, Juan Román Riquelme, se pone a punto fisicamente y deja una lesión en el pasado, por eso, Cristian Chávez seguirá ocupando su lugar. Darío Cvitanich fue expulsado ante Independiente y deberá purgar una jornada de suspensión. Mientras que el refuerzo rutilante, Santiago Silva no fue habilitado. La AFA prohibió la participación del Tanque en los torneos de verano y por eso sólo podrá jugar la Copa Libertadores. Clemente Rodríguez arrastra una fatiga en el isquiotibial y también se queda afuera, al igual que Walter Erviti (molestia en la rodilla derecha) y Diego Rivero (sinovitis en la rodilla derecha).

Los probables once:

Boca: Agustín Orion; Facundo Rocaglia, Rolando Schiavi, Juan Manuel Insaurralde, Franco Sosa; Pablo Ledesma, Leandro Somoza, Nicolás Colazo; Cristian Chávez; Pablo Mouche y Nicolás Blandi.

River: Leandro Chichizola, Luciano Abecasis; Jonatan Maidana, Ramiro Funes Mori, Juan Manuel Díaz; Leonardo Ponzio, Ezequiel Cirigliano, Carlos Sánchez; Alejandro Domínguez, David Trezeguet y Fernando Cavenaghi.