Por la amenazas que denunció el árbitro Sergio Pezzotta en el entretiempo del partido entre River y Belgrano de Córdoba en el Monumental, la Cámara del Crimen procesó al vocal de River Plate Néstor Morelli, al jefe de seguridad del, Gabriel Riccio, al presunto nexo de la dirigencia con la barra brava Francisco Bierniakowicz y al oficial de la Policía Federal Matías Ponce.

Además, la Sala I de la Cámara ratificó los procesamientos de cuatro barras del club, informaron hoy fuentes judiciales.
 
De esta forma, los ocho procesados quedaron a un paso del juicio oral y público en el que serán juzgados por el delito de amenazas coactivas, que tiene una pena que puede ir de los seis meses a dos años de prisión.