Jorge Andrés Martínez Boero, quien competía en la categoría motos en el rally Dakar 2012, tuvo hoy un grave accidente que le provocó la muerte. Sucedió en la primera etapa de 57 kilómetros que se corrió entre las localidades bonaerenses de Necochea y Energía. Según las autoridades de la prueba, el hijo del ex campeón de TC Jorge Martínez Boero fue trasladado en helicóptero a Mar del Plata, pero no se pudo evitar su deceso.

Según se informó, el piloto de 38 años oriundo de Bolívar, sufrió un fuerte traumatismo de tórax al caer con su moto.Para el bolivarense no era su primera experiencia en la prueba: ya había intervenido en la edición de 2011, lo que, como en esta y a la manera de los hermanos Marcos y Alejandro Patronelli en Las Flores, había generado gran expectativa en su ciudad natal.

En aquella oportunidad, una caída en Iquique, Chile, lo había dejado fuera de competencia tras cumplir con cinco etapas.

Martínez Boero formaba parte en esta ocasión de la “Misión Solidaria Charinut”, con donaciones a escuelas rurales, comedores y establecimientos educativos carenciados.

"Está todo bárbaro; la moto ya está verificada y estaba todo en orden, así que sólo espero largar cuanto antes", le expresó su ansiedad ayer al diario La Mañana, de Bolívar.

La edición del Dakar 2012, presentado como la competencia más peligrosa del mundo, se cobró con su vida su primera víctima.

"Jorgito", lo llamaban, para diferenciarlo de su padre homónimo, "El Gaucho", campeón de Turismo Carretera con Ford en 1982.

Martínez Boero padre falleció a mediados de 2004 tras una penosa enfermedad vinculada a su adicción al cigarrillo, a los 67 años, y luego de haberse convertido en un símbolo del TC, la categoría más popular del automovilismo nacional.

El "Gaucho" consiguió 10 triunfos dentro de su historial en el TC, 2 con Chevrolet y 8 con Ford Falcon, y compitió con otros grandes de la época como Jorge Cupeiro, Luis Rubén Di Palma, Roberto Mouras y Oscar Castellano.