Escribió un nuevo capítulo en su exitosa carrera. La surfista australiana Stephanie Gilmore se proclamó por quinta vez como ganadora del Campeonato Mundial de Surf Roxy Pro, disputado en las orillas de Biarritz (Francia).

La prueba estuvo dominada por el buen tiempo, olas de 1,50 mts. y día soleado, con un alto nivel de riding. Stephanie, que tiene actualmente 24 años, debutó en el 2007 como rookie y ya ganó su primer título mundial, se impuso nuevamente campeona del mundo frente a sus rivales. La rider australiana suma 21 victorias en la élite del Tour Mundial, el premio Action Sports de Laureus en el 2010 y el premio ESPN ESPY Sports Person en el 2011.
 
 Tras finalizar la prueba manifestó: “Me desperté esta mañana y pensé que no iba a suceder” comentó y agregó: “Pero a medida que avanzaba la competición comencé a creer que podría ser hoy el día tan esperado. Francia es un lugar muy especial y ver a tanta gente en la playa mirándote surfear es muy emocionante. Creo que voy a llorar”.