Diego Maradona volvió a desenfundar su lengua filosa y atacó al titular de la FIFA, Gianni Infantino, en torno a la organización del Mundial de Qatar 2022.



"Infantino antes de las elecciones me llamaba, después ya no”, acusó durante la conferencia de prensa posterior al empate entre Dorados de Sinaloa con Mineros cuando le consultaron sobre la idea de aumentar de 32 a 48 la cantidad de selecciones en la Copa del Mundo.

“Quiero aclararle que no soy su obrero, sino técnico de Dorados y defiendo el fútbol", cargó el Diez y agregó: "Si Infantino quiere hacer de esto un show de medio tiempo es una vergüenza, el intentar copiar a los americanos; el fútbol es otra cosa, no es el Súper Bowl".

"Si Infantino quiere hablar conmigo, tiene mi número de teléfono, no necesita nexos para comunicarse con mi persona”, advirtió y denunció: “Estoy caliente porque antes de las elecciones se prometieron algunas cosas y no se han cumplido y eso se llama traicionar a la gente".