Fútbol

Cortes y más policías: una parte de la Ciudad quedó sitiada por los festejos del River-Boca

Pese a que el superclásico se disputó en Madrid, el gobierno porteño dispuso cerrar decenas de manzanas y calles en un operativo inédito.

foto: Gobierno de la Ciudad
foto: Gobierno de la Ciudad

Quizá curado de espanto ante el bochorno de seguridad que protagonizó hace ya varias semanas en los alrededores del estadio Monumental, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dispuso un fuerte operativo policial para "acompañar" los festejos de los hinchas de River tras la final de la Copa Libertadores en Madrid.

Ni bien finalizó el partido, el gobierno porteño y el Ministerio de Seguridad de la Nación pusieron en marcha un operativo especial de seguridad en las inmediaciones del Obelisco por los festejos que, temen, puedan registrar episodios de violencia.

En ese marco, se estableció un perímetro comprendido por las avenidas Belgrano, Entre Ríos, Callao, Córdoba, Alem y Paseo Colón, que se cerraron al tránsito desde esa hora.

Las restricciones al transporte público se iniciaron a las 18 (la idea es que se movilice hasta el centro la menor cantidad de gente posible), por lo que el subte tiene estaciones inhabilitadas y el Metrobus desvió su recorrido .

Metrovías informó que "desde las 18 horas permanecerán cerradas al público las estaciones Carlos Pellegrini (de la Línea B), Diagonal Norte (Línea C) y 9 de julio (Línea D)", que se ubican debajo de la "zona roja" del Obelisco.

Asimismo, todas las líneas del Metrobus de la 9 de Julio se desviaron hacia el Bajo. Los colectivos que llegan desde el sur doblan en avenida Belgrano y los que llegan del norte en avenida Santa Fe.

En tanto, se dispuso la presencia de mucha más Policía en la zona que va de avenida Corrientes hasta Constitución, donde la Policía de la Ciudad trabaja en conjunto con la Federal y personal de Tránsito de la Ciudad.

En la zona del Obelisco, además, se colocaron vallas para proteger a los locales comerciales. También están protegidas las fachadas de los edificios.

Se ordenó también la presencia de varios camiones hidrantes y la habilitación de decenas de cámaras de seguridad para vigilar los festejos, así como miembros de Infantería apostados en puntos centrales del centro.

Está prohibido el uso de bengalas y pirotecnia.

Noticias de “River”
Seguinos