El chofer del micro que llevaba al plantel de Boca aseguró que "la zona estaba liberada"
El chofer del micro que llevaba al plantel de Boca aseguró que "la zona estaba liberada"

En una entrevista realizada este domingo por el canal TyC Sports, el chofer del micro que lleva a los jugadores de Boca, Darío Erbetz, contó cómo fueron los sucesos que culminaron con varios futbolistas lastimados y el partido postergado hasta nuevo aviso.

Consultado sobre si la zona estaba liberada, respondió: "Si, para mí otra no hay. Qué querés que te diga. Por lo que he visto, no me podés dejar ahí. Sabés que viene el plantel de Boca, sabés que los teníamos ahí encima. No podés dejar a la gente ahí. O sea que para mí estaba puesto para que esté liberado".

"El camino fue normal, siempre hacemos el camino ese, Libertador-Quinteros. Lo que se dio anormal es que estaba toda la gente de River ahí, y no habían puesto el vallado de las maderas que habían puesto en los partidos anteriores, las maderas altas arriba", comentó el conductor del vehículo.

"En los partidos anteriores Quinteros estaba toda cubierta con esas maderas altas, que no se veía del otro lado cuando pasaba el plantel de Boca. Ayer no estaba ese vallado. A la gente de River la veías al lado de donde nosotros pasábamos, al lado del cordón. Eso no pasó nunca. Ahora los teníamos ahí al lado", rememoró.

También le llamó la atención la poca cantidad de efectivos policiales que acompañaron al ómnibus: "Tendría que haber habido más motos. Cuando yo paso el puente y veo eso, otra no me queda, tenía que acelerar y tratar de llegar lo más rápido posible a un lugar de resguardo, por la integridad física de ellos. Aceleré más porque la vi fea, nunca me había pasado esto".

Erbetz reveló que, si bien "en Quinteros y Libertador fue la masiva, que tiraron de todo", las agresiones siguieron hasta que arribaron al estadio. "Después nos fueron revoleando huevos, de todo. Huevos tiran siempre. Pero también nos siguieron tirando piedras todo el camino. Adentro del Monumental lo mismo. Cuando entramos al túnel para llegar al estacionamiento rompieron una claraboya de atrás, le tiraron piedras, y la de adelante la astillaron", detalló. 

En cuanto a los daños que sufrió el micro, contó: "Se rompieron siete vidrios y el parabrisas de arriba. Y la puerta mía de adelante, cuando me tiran el botellazo. Adentro del micro había pedazos de piedra, una botella, de todo habían tirado".