"La diferencia estuvo en el gol de Martínez", dijo Guillermo Barros Schelotto
"La diferencia estuvo en el gol de Martínez", dijo Guillermo Barros Schelotto
El director técnico de Boca Juniors, Guillermo Barros Schelotto, consideró hoy a #SomosTélam que la “diferencia” en el Superclásico que su equipo cayó por 2-0, como local, por la 6ta fecha de la Superliga la “marcó” el gol de Gonzalo Pity Martínez ya que hasta ese momento había sido un trámite “parejo y trabado”.
 
“Se vio que fue un partido trabado y parejo. Con poco juego. Nosotros tuvimos la pelota y River se defendió bien. El partido lo definieron los goles de Pity Martínez y el golazo de (Ignacio) Scocco”, analizó el “Mellizo”, visiblemente golpeado anímicante por la derrota en el clásico del fútbol argentino.
 
El DT “xeneize” destacó que en los “primeros veinte minutos del segundo tiempo” su equipo hizo los méritos para empatar el partido pero luego “apareció el disparo de Scocco” que definió el resultado.
 
“Fue un partido parejo. Ninguno se pudo imponer ni sufrimos defensivamente. El resultado lo marcan la volea de Pity y el gol de Scocco, que fue bárbaro”, insistió.
 
“El golazo de Scocco fue un golpe anímico”, confesó Guillermo, quien defendió las ausencias destacadas como las de Pablo Pérez, Mauro Zárate y Edwin Cardona, quien ingresó sobre el final del primer tiempo por el lesionado Leonardo Jara.
 
A su vez, el entrenador también minimizó la discusión que tuvieron Zárate y Cardona durante los minutos finales del partido.
 
De cara a lo que se le viene al equipo, el DT platense señaló que esta derrota “no puede sacar el foco” que está puesto en el duelo de Copa Argentina ante Gimnasia y Esgrima La Plata, el 27 en Córdoba, y la revancha de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América ante Cruzeiro, el 4 de octubre, en Belo Horizonte.
 
Barros Schelotto , por otro lado, también adelantó que analizará la posibilidad de contratar un arquero “de experiencia” para ser suplente de Agustín Rossi pero que tiene “tiempo hasta el A o 7 de octubre” para definirlo.
 
“Hoy se ve todo negativo pero tenemos cosas para rescatar”, apuntó Guillermo, quien no quiso referirse a la actuación del árbitro Mauro Vigliano. “No hay que buscar un culpable”, afirmó.
 
El momento más tenso de la confencia de prensa fue ante la consulta sobre la ausencia de Fernando Gago, quien no habría aceptado jugar en reserva luego de quedar afuera de los suplentes.
 
“De Gago no tengo nada que decir, tengo una excelente relación. Decidí que jueguen otros y él se tiene que seguir entrenando”, sentenció sobre la polémica.