Con una gran actuación de Emanuel Ginóbili, San Antonio Spurs derrotó a Portland Trail Blazer, 116-105, por la fase regular de la NBA.

El bahiense, fue el protagonista del último cuarto. Anotó 17 puntos (4/4 en T2 y 3/3 en T3), dio una asistecia y tomó 3 rebotes, en 19 minutos en cancha.

Pero hubo un minuto, un minuto mágico de Ginobili, que termino de definir la suerte del partido y dejó con la boca abierta a los espectadores. 

En esos escasos 60 segundos, Manu clavó sucesivamente triple, rebote, triple, robo y bandeja. Una vez más, las palabras de los relatores no alcanzaron para reflejar esta nueva hazaña del más grande jugador argentino de básquet de la historia.