En medio de la represión policial por el referéndum de Cataluña, el Barcelona decidió jugar a puertas cerradas el partido contra Las Palmas.

Instagram fcbarcelona
Instagram fcbarcelona



El club emitió un breve comunicado en el que condena “las acciones llevadas a cabo hoy en muchas localidades de toda Catalunya para impedir el ejercicio del derecho democrático y la libre expresión de sus ciudadanos”.

También explicó que decidieron jugar sin público “tras la negativa de la Liga de Fútbol Profesional a decretar” el aplazamiento del partido.