El nadador español Fernando Álvarez conmovió a todos y se quedó con todos los flashes durante la competencia. ¿Por qué? Sucede que propuso realizar un minuto de silencio para recordar a las víctimas del atentado terrorista en Barcelona pero la Federación Internacional de Natación se lo negó.

La reacción del nadador

Lejos de resignarse, Álvarez decidió no participar de la competencia, quedarse en el lugar de inicio y realizar de esa forma su homenaje. "Es una cosa que nos ha afectado a todos, pero quizás por la lejanía y porque tengo familia allí. La verdad, creo que hubiera sido un buen detalle", dijo el hombre que se encontraba en el Mundail de Masters de Budapest.