La AFA se prepara para un día clave: los dirigentes buscan acercar posiciones
La AFA se prepara para un día clave: los dirigentes buscan acercar posiciones

Las pulsaciones entre los dirigentes del fútbol argentino están muy altas. Todos tiran agua para su molino, en especial los de la Primera y el grupo del Ascenso quiere reivindicar a la categoría luchar por un fútbol más parejo. Tal es así que luego de la traición del gobierno nacional, todo la "familia" del fútbol salió en la búsqueda de vender los derechos televisivos pero con una idea clara: desean no menos de 3.000 millones de pesos por temporada.

Aunque esto no solo no es lo único a discutir. En el medio se encuentran Daniel Angelici (Boca), Rodolfo D´Onofrio (River), Marcelo Tinelli (San Lorenzo), Víctor Blanco (Racing), Hugo Moyano (Independiente) y Nicolás Russo (Lanús), por un lado ante los representantes del Ascenso con Claudio Tapia (Barracas Central) y Daniel Ferreiro (Nueva Chicago) a la cabeza.

Entre todos intentarán modificar el estatuto de la AFA, acomodarlo a las exigencias de la FIFA, decidir la creación de la Superliga y crear un órgano de administración ya que el el Comité de Regularización ya perdió todo el crédito. 

Todo el grupo de los grandes busca su rédito, sin importar que el fútbol del ascenso y del interior estén en situaciones críticas. Además intentan tener mayor representación en la asamblea  y dejar de lado al resto. Si esto es así, el resto votará con un rotundo "no"

El presidente Mauricio Macri, en una entrevista el último jueves fue claro: "el fútbol tiene que buscar sus propios recursos". De esta manera, algunos dirigentes ya tuvieron charlas con ESPN que acercó su oferta de 3200 millones de pesos. La otra es la de la cadena Fox-Turner de 2.400 sin embargo hay una tercera carta: la de el Grupo Consor que estaría dispuesto a poner 5.400 millones de pesos en la mesa (algo así como 337 de dólares).

A los dirigentes se les hace agua la boca, pero hay un grave problema. Frente a la inestabilidad política y estatutaria de la AFA se precisa modificar si o sí la carta orgánica de la casa madre del fútbol argentino.

Pero las posturas de los representantes están en las veredas opuestas. Una intervención por parte del Poder Ejecutivo, no sería la solución sino todo lo contrario: el fin de todo.

Al parecer la solución no está a la vuelta de la esquina hasta tanto los dirigentes de las instituciones acerquen posiciones y dejen mezquindades de lado.