El toque entre Rossi y Werner

El piloto bonaerense Matías Rossi, a bordo de un Chevrolet, festejaba el título de Turismo Carretera cumplida la final del Turismo Carretera en el autódromo Roberto Mouras de La Plata, pero los comisarios deportivos comprobaron posteriormente que no completó todas las vueltas de la final y la corona pasó a manos de Guillermo Ortelli, de la misma marca, que se coronó entonces por séptima vez en su carrera. 

El piloto Guillermo Ortelli celebró hoy su séptimo título en el Turismo Carretera, todos con la marcha Chevrolet, después de una infartante definición de temporada en el autódromo Roberto Mouras de La Plata, donde Matías Rossi perdió de manera increíble la posibilidad de atrapar su segunda corona en la divisional.

El saltense, de 42 años, se clasificó segundo detrás de Juan Manuel Urcera (Chevrolet) en la final correspondiente a la última fecha de la Copa de Oro y se enteró de su consagración una vez divulgada la clasificación oficial por parte de las autoridades, que decidieron reacomodar a Rossi por un despiste ocurrido en la penúltima vuelta tras una embestida de Mariano Werner, el tercero en discordia en la lucha por el campeonato.

Rossi completó la prueba y de inmediato festejó como si fuera se tratara del nuevo monarca de TC porque desde el intercomunicador le informaron que había terminado en el puesto 21, lo que le alcanzaba para quedar al frente de las posiciones generales de la temporada.

Al bajarse del auto, recibió las felicitaciones por parte de algunos colegas y el saludo de numerosos hinchas que coparon la pista del circuito platense. Incluso el Twitter oficial de la Asociación de Corredores de Turismo Carretera (ACTC) lo dio inicialmente como campeón, antes que se conociera el clasificador oficial.

Pero tras unos minutos de desconcierto, la entidad rectora de la categoría corrigió los tiempos, el "Misil" fue bajado hasta la posición 24 y de esa forma no pudo repetir el título que había festejado en 2014.

Ortelli, que aguardaba la definición rodeado de colaboradores y allegados, estalló de felicidad cuando supo que era nuevamente campeón de TC por apenas dos puntos de ventaja sobre el corredor de la localidad bonaerense de Del Viso (212,5 contra 201,5).

Con una cuota de suspenso y dramatismo, se consagró campeón por séptima vez en la categoría más popular del automovilismo argentino, tal como ocurrió en 1998, 2000, 2001, 2002, 2008 y 2011.

De esta manera, superó a José María Traverso (6 títulos) en la tabla de campeones históricos y quedó en soledad por debajo de la leyenda Juan Gálvez, que es el máximo ganador con nueve copas.

"No sé si lo estoy soñando o es verdad", declaró el saltense, que compartió el podio en La Plata junto a Urcera y Juan Martín Trucco (Dodge), que terminó en el tercer escalón.

El equipo Donto Racing, que patrocina a Rossi, amagó con denunciar a todos los rivales que precedieron a su piloto en la clasificación pero finalmente esa acción no se llevó a cabo, en una señal de aceptación del subcampeonato.

En la telonera TC Pista el campeón fue Nicolás Cotignola (Ford), ya que el séptimo puesto en la final, le alcanzó para quedarse con el título ante el abandono de Julián Santero (Chevrolet), su rival directo.