Dos golazos y un atajadón para que San Lorenzo se quede con el clásico
Dos golazos y un atajadón para que San Lorenzo se quede con el clásico

San Lorenzo venció a Huracán por 2-0 con goles de Cauteruccio y Blanco en el Nuevo Gasómetro. El encuentro no estuvo ajeno a las grandes jugadas, enormes atajadas de parte de los dos arqueros y cuando no, mucha polémica por parte del arbitraje.

San Lorenzo pegó primero a través de una contra comandada y finalizada por Cauteruccio quien avanzó varios metros con la pelota en su poder casi desde mitad de cancha y llegó a ingresar al área para batir a Marcos Díaz. Unos minutos después, el Globo tuvo el empate luego de un centro atrás que llegó a ser punteado por un delantero, Torrico estaba pasado y volviendo sobre sus pasos tiró el manotazo cuando la pelota entraba: en la cancha se festejó como un gol más.

 

En el comienzo del segundo tiempo, el árbitro Darío Herrera cobró un dudoso penal que Marcos Díaz, de buena labor, le atajó al casi infalible Ortigoza

 

pero lo que terminó por quebrar el desarrollo del partido fue la errónea expulsión de Patricio Toranzo. El referente del Globo ingresó a los 14 minutos del segundo tiempo y estuvo en cancha solo un minuto y medio por una falta a Belluschi que tranquilamente se arreglaba con una tarjeta amarilla.

Si bien Huracán nunca tuvo muchas ideas, a partir de ese momento todo el dominio fue de San Lorenzo, quien liquidó el partido dos minutos después de la expulsión con otro golazo de Blanco. Un golpe muy duro para el Globo que nunca más se pudo recuperar. 

 

Al término del partido, Marcos Díaz mostró todo el malestar del equipo de Parque Patricios: "Hay que sacarlos de acá para jugarle de igual a igual, 11 contra 16 no se puede", sostuvo. En el mismo sentido, agregó que "se hace difícil, nosotros nos jugamos todo. Si los árbitros no los ayudan no nos pueden ganar".