Siguen las críticas a la Comisión Regularizadora por el fallo del Tribunal de Disciplina
Siguen las críticas a la Comisión Regularizadora por el fallo del Tribunal de Disciplina

A más de diez meses de las últimas elecciones de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y del caos institucional en el que se encuentra inmerso el órgano principal que se encarga de manejar la disciplica a nivel local, sigue hundido en un profundo pozo. Esta tarde el presidente del Tribunal de Disciplina, Fernando Mitjans aseguró que el fallo emitido este martes por el organismo de trasladar a FIFA y a la Justicia Federal las denuncias efectuadas hace dos meses por la asamblea del fútbol de ascenso.

"El fallo que anoche emitió el Tribunal de Disciplina no es político ni significa una sanción para nadie. No hay persecución porque el organismo lo que hizo fue investigar una denuncia que realizó la asamblea del ascenso en agosto pasado", indicó Mitjans en una entrevista con Télam.

"Los integrantes de la Comisión Regularizadora fueron nombrados por la FIFA en forma transitoria"

"Esto que nosotros hicimos es una cuestión de libro, como si fuera una clase de educación cívica, ya que tenemos que avalar el informe que presentaron los asambleístas por irregularidades. En este caso el Tribunal actuó como si fuese un juzgado", remarcó.

Siempre en tono descriptivo, el también miembro de la Comisión de Apelaciones de la FIFA sostuvo que se "conformó un expediente en el cual, entre otras cosas, la Comisión le dijo al Tribunal que no había presentado el nuevo estatuto de AFA en su momento porque Primo Corvaro (el enviado desde Zúrich) estaba de vacaciones".

"Por eso este no es un fallo político, sino que ellos (la Comisión Regularizadora) vinieron a perpetuarse en el cargo (la FIFA los comisionó hasta junio de 2017 como máximo). Por eso cuando se arrogan que son la FIFA están equivocados, ya que realmente son AFA", advirtió.

"Es que los miembros de la Comisión hacen contratos millonarios, quieren vender sedes, despiden gente"

"Los integrantes de la Comisión Regularizadora fueron nombrados por la FIFA en forma transitoria, reemplazando al Comité Ejecutivo en forma excepcional, pero se tomaron atribuciones como por ejemplo contratar un estudio de arquitectos con la intención de mudar la AFA a Ezeiza", puntualizó.

Y al respecto resaltó que sencillamente "no pueden vender edificios ni hacer un hotel de cinco estrellas, porque eso ¿quien lo paga? Pues la AFA".

"Por eso lo que hicimos fue notificar a la Comisión Regularizadora de la denuncia que existía del ascenso y una vez que sus cuatro integrantes declararon y lo propio hicieron un grupo de 50 asambleístas, reunimos todos los elementos y le notificamos a la FIFA y a la Justicia Federal de lo actuado", precisó.

"Es que los miembros de la Comisión hacen contratos millonarios, quieren vender sedes, despiden gente, toman nuevos empleados, y nosotros tenemos la obligación de notificar también a la Justicia Federal por si se cursó algún delito. Nuestro compromiso pasa por respetar la ley", enfatizó.