El Ascenso se planta: sin plata el fútbol no arranca
El Ascenso se planta: sin plata el fútbol no arranca

El inicio del fútbol grande de Argentina parece haber quedado empantanado. Todo es cada vez más difícil y da la sensación que el próximo 26 de agosto la redonda no comenzará a girar. Los dirigentes del Ascenso están todos alineados y nada quieren saber de salir a la cancha si los números no están arreglados. Para eso se necesitan al menos 1250 millones de pesos algo que no se está cerca de lograr.

Daniel Ferreiro, titular de la B Nacional y vicepresidente de Nueva Chicago, aseguró que "ningún torneo de ascenso" va a empezar hasta tanto no se le mejoren los ingresos a los clubes y se mostró pesimista en cuanto a que empiece la división mayor.

"No soy optimista, no tengo elementos para saber si arrancará la Primera División pero ningún torneo del ascenso va arrancar", sostuvo Ferreiro en una entrevista con el canal TyC Sports.

"No soy optimista, no tengo elementos para saber si arrancará la Primera División pero ningún torneo del ascenso va arrancar" (Daniel Ferreiro)

De esta forma, demostró que la cosa no va encaminada y resaltó que se necesita una cifra cercana al 1.500.000 de pesos por mes para cada club.

También pidió que se renegocie la deuda de AFA "club por club".

Se esperan reuniones de urgencia, y Agremiados convocó a una reunión de futbolistas para el miércoles a las 18 para que se pronuncien si comienzan los de Primera o si éstos se solidarizan con sus colegas de ascenso.

Por su parte, Leonel Sánchez, presidente del club Juventud Unida de San Miguel, descendido el año pasado de la Primera C, dijo hoy que "al Ascenso lo fueron matando de a poco y la crisis es profunda", al tiempo que fue muy duro con sus pares dirigentes al sostener que "es mentira que haya solidaridad entre nosotros y es un verso eso del ascenso unido".

"Queda muy lindo mostrar un cartelito en defensa del ascenso, pero a la hora de los bifes casi todos miran para otro lado. Nadie aporta ayuda concreta y hay clubes que están al límite y ya no pueden más", señaló el dirigente.

"Queda muy lindo mostrar un cartelito en defensa del ascenso, pero a la hora de los bifes casi todos miran para otro lado"

"No es el caso de Juventud Unida, que cuando nosotros llegamos hace unos años tenía 60 socios y estaba en extinción, y logramos recuperar y sumar a mucha gente. Hoy somos más de mil socios (la cuota es de 120 pesos mensuales), estamos al día y no le debemos nada a nadie, pero por supuesto que estar casi cinco meses sin combrar la plata de la TV que debe pagar la AFA (unos 32 mil pesos por mes) nos complica demasiado. Ahora dicen que van a pagar dos meses juntos, ojalá así sea", agregó.

Además apuntó a un tema clave que son los sueldos que sobran algunos futbolistas. "No puede ser que en la C se paguen sueldos de 60 0 70 mil pesos; o en la B metropolitana de 100 mil y hasta un sueldo de 150 mil que se llevaba un arquero que atajó en equipos grandes. Nuestros números no dan para eso, lo digo de frente en todas las reuniones de dirigentes y por eso se enojan conmigo", enfatizó Leonel Sánchez.

"Es vital respetar al socio y al hincha. Tenemos que dar y recibir ejemplos, por eso todos debemos pagar la entrada, porque con los socios solos no alcanza. Se empieza siempre por pequeñas cosas, y ésta debe ser una de ellas", finalizó el titular de Juventud Unida de San Miguel.

Agremiados avisa: o arrancan todos o nadie

La situación se puso muy tensa durante la tarde en el edificio de la AFA. Hubo varias reuniones entre los dirigentes, el titular de la Comisión Normalizadora, Armando Pérez y la representación gremial de los jugadores, que pide que todos los torneos arranquen juntos o no se juega.

Sergio Marchi, titular de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA), llegó a la sede de la calle Viamonte 1366 con una nota que oficialmente nadie le recibió, pero que es muy clara y contundente: si el fin de semana no arrancan todas las categorías juntas, los futbolistas no se presentarían a jugar.

En el medio, Armando Pérez debió reunirse con integrantes de la veeduría judicial que encabeza la jueza María Romilda Servini para saber el destino de los 300 millones de pesos enviados por Fútbol Para Todos (FPT). Al término de la reunión, López la calificó como "muy positiva".

Sin embargo el reloj ya comenzó al cuenta regresiva y todo lleva a que la pelota no va a empezar a rodar. El fútbol esta que arde y sobre todo quebrado.