Finalmente, los Juegos de Río pasarán a ser un recuerdo. Todo el ciclo olímpico para llegar hasta este evento comenzará a rodar otra vez durante cuatro años para la llegar a la próxima parada: Tokio 2020.

A pesar de haber comenzado con algunas dudas, Río termina siendo un éxito. Los militares en las calles, la demora en las obras, la Villa Olímpica a medio terminar y demás falencias estructurales quedarán en el olvido. Río de Janeiro ahora pasará a ser una ciudad, de otro nivel. Mucho más exclusiva que inclusiva, pero para el ciudadano común todo volverá a la normalidad.

Usain Bolt y Michael Phelps fueron quizás los protagonistas más importantes de los Juegos. El jamaiquino demostró que su reinado en pista no tiene quién le pueda disputar la corona. Si bien no marcó récords, sus números fueron suficientes para mantener alejados al resto de los competidores e incluso darse el lujo de cruzar la meta sonriendo y charlando.

Por su parte, el norteamericano, quien había dejado la actividad, se dio cuenta que todavía podía rendir. Es por eso que retomó los entrenamientos e hizo lo que quiso en el agua. Se colgó seis medallas (cinco de oro y una de plata). Es el hombre más ganador de toda la historia de lo Olímpicos con 28 preseas y tan solo 31 años. Participó en cinco torneos de esta talla en los que fue sumando y sumando.

Dominadores, ganadores y perdedores

Nuevamente Estados Unidos se consagró ganador absoluto con 117 medallas (43 oros, 37 platas y 37 bronces). Gran Bretaña (27, 22 y 17) se volvió a colocar bien arriba. Terminó segundo y aprovechó que Rusia no estuvo con la mayoría de sus representantes. China quedó tercero (26, 18 y 26). El gigante asiático demostró otra vez que puede pelear con las grandes potencias. Las tierras de los zares, sintió mucho las sanciones a una gran parte de sus atletas y por eso “apenas” pudo arañar un cuarto puesto con un total 53 medallas (17, 17 y 19).

El próximo anfitrión, Japón, culminó en la quinta posición con 41 preseas (12, 8 y 21). Estuvo peleando bien arriba en muchas disciplinas, aunque en las competencias en conjunto aún sigue haciendo agua.

La hegemonía de Kenia y Jamaica en atletismo sigue asombrando al mundo entero. No hay nadie que pueda quebrarlos. A la cabeza están Eliud Kipchoge (oro en maratón) y Bolt (triple oro en 100, 200 y 4 x 100). El país africano terminó en el puesto 15 con 6, 6 y 1. Mientras que los centro americanos los siguió en la 16°posición con 11 (6, 3 y 2).

¿Qué pasó con el local?

El balance de Brasil no es malo pero termina dando la sensación que siendo el anfitrión y teniendo en cuenta el dinero que fue invertido en todo el deporte brasileño, no es suficiente el número de medallas obtenidas. Asunque sí es la mejor clasificación histórica.

Aún quedan muchas disciplinas en las que no terminan de tener representantes dominantes, pero en cuanto a los deportes en conjunto mostraron nuevamente que son los mejores del mundo, en algunos. Fútbol (consiguieron en último título que les faltaba), vóley y beach vóley se quedaron con el oro. Sumaron en boxeo, judo y taekwondo.

Sin embargo en natación, no pudieron contra Estados Unidos, Francia ni Australia. Vale recordar que la delegación brasileña ha tenido muy buenos resultados en este tipo de competencias.

Colombia sonrió y México lo padeció

Colombia consiguió su mejor actuación histórica, con récord de medallas doradas. Cosechó tres primeros puestos: el de Oscar Figueroa en Halterofilia, el de Caterine Ibargüen en Triple Salto, y el de Mariana Pajón en ciclismo de BMX. El país caribeño nunca había ganado más de una medalla dorada en un Juego Olímpico.

En tanto, México padeció una gran decepción. Pasó de siete medallas en Londres 2012 a solamente cinco en Río 2016. Hace cuatro años, habían conseguido tres bronces, tres platas y el recordado oro en fútbol masculino.

Pero en esta ocasión, solamente vieron el segundo puesto María Guadalupe González (Marcha, 20 kilómetros), Germán Sánchez (en clavados sobre plataforma desde 10 metros) y María del Rosario Espinoza (Taekwondo). En tercer lugar, en tanto, quedaron Misael Rodríguez (Boxeo, 75 kilos) e Ismael Herandez Uscanga (Pentatlón Moderno).

Río dice adiós con sus pro y contra, demostró que se puede hacer un gran Juego Olímpico fuera de Europa o sin gastar cifras insólitas para el deporte.

Adiós Río, bienvenido Tokio.