Los goles

Después de tres derrotas consecutivas, Quilmes volvió a sonreír en la noche el lunes ni más ni menos que frente a Temperley, un viejo clásico de barrio. El Cervecero, que llegó al duelo ocupando la última plaza de la tabla de posiciones en la zona 1, ganó con tantos de Ezequiel Rescaldani y Chirola Romero.

De esta manera barrió con el feo recuerdo de la última fecha, cuando el mismo rival, en el estadio Alfredo Beranger, lo superó con el mismo marcador. Al Celeste, esta caída lo complica en su lucha por mantenerse en la máxima categoría, pelea que hoy sostiene con Sarmiento y Argentinos Juniors, los únicos a quienes supera en la tabla de promedios.