Los ídolos de Boca y River hablaron del partido una vez finalizado el Superclásico. Por supuesto, no se salieron del casette. Tras un empate que no dejó nada, nada dijeron ellos tampoco. Por su parte, Andrés D'Alessandro quiso sacarse el problema de encima al decir que "la obligación de ganar la tenía el local, nosotros vinimos a hacer nuestro partido", casi pasando por alto el pequeño detalle de haber jugado con un hombre de más durante no menos de 80 minutos.

"Los clásicos son díficiles, complicados", agregó antes de aclarar que se retiró de La Bombonera con "una sensación amarga porque lo podríamos haber ganado".

Por último, y no sin una pizca de mala intención, el Cabezón dejó una sentencia: "Boca se defendió todo el segundo tiempo".

Del otro lado, Carlos Tevez dijo: "Lo peleamos bien. No podemos hacer una evaluación al quedarnos con diez hombres apenas comenzado el partido"."Es difícil quedarse con uno menos y hacer un partido correcto. lo pudimos hacer, lo igualamos corriendo y nos llevamos un empate".

Antes de despedirse, el Apache repitió que pese a no haber jugado bien: "No nos entregamos nunca a pesar de quedarnos con diez".