La Justicia Federal de Estados Unidos desclasificó las declaraciones del ex vicepresidente de la FIFA Jeffrey Webb, así como del empresario argentino Alejandro Burzaco y del brasileño José Margulies en las que se declararon culpables de una millonaria corrupción en el FIFAGate.

Las transcripciones de las tres declaraciones, fueron publicadas por orden del magistrado de Brooklyn, Raymond Dearie, tras un pedido de la prensa, aunque la fiscalía federal obtuvo que ciertas partes permanezcan bajo secreto de sumario.

Burzaco dejó constancia que Torneos pagaba sobornos ya antes de su llegada y que, informado de ello, acordó "tener un papel activo en el esquema de sobornos"

Webb, Burzaco y Margulies confesaron en noviembre pasado su responsabilidad en varios cargos que se les imputaban tras un acuerdo con la fiscalía y aceptaron devolver a las autoridades estadounidenses millones de dólares de dinero mal habido.

En la confesión de Alejandro Burzaco, ex director de Torneos, el acusado dejó constancia que la empresa pagaba sobornos ya antes de su llegada a la compañía en 2005 y que, informado de ello, acordó "tener un papel activo en el esquema de sobornos".

"Lamento la decisión. Estaba equivocado", le dijo al juez, según la transcripción de 36 páginas, en la que precisa que durante los diez años siguientes, hasta 2015, pagó sobornos a "múltiples responsables de Conmebol y FIFA" para "obtener y mantener los derechos comerciales de varios torneos".

Burzaco enumeró la "Copa Libertadores, Copa Sudamericana, Copa América, las ediciones 2018, 2022, 2026 y 2030 de la Copa del Mundo, y varios partidos amistosos", y admitió haber pagado "decenas de millones de dólares" a dirigentes de esas organizaciones.

"Torneos y yo aprovechamos esos pagos directa e indirectamente garantizando esos derechos en una compañía de la cual Torneos era accionista. Esa compañía fue capaz de comercializar y Torneos fue capaz de producir de manera exitosa los certámenes cubiertos por esos derechos", señaló en otro momento de la audiencia.

Tras pasar unos días prófugo, Burzaco se entregó a la policía italiana el 10 de junio y tras ser extraditado a Nueva York, fue liberado bajo una fianza de 20 millones de dólares.

Al declararse culpable de tres cargos por asociación ilícita, conspiración de fraude y conspiración de lavado de dinero, aceptó devolver más de 21 millones de dólares. Su sentencia se conocerá el 24 de junio próximo.