El regreso de Jürgen Klopp a la casa de Borussia Dortmund, el club al que puso en la elite de Europa, fue la nota más destacada de la jornada por los partidos de ida de la Europa League. El DT, ahora al frente del Liverpool inglés, vivió una experiencia emocional muy fuerte, y en el Iduna Park lo esperaron con los brazos abiertos... y un mensaje bastante sutil.

Borussia Dortmund y Liverpool empataorn 1-1 en uno de los duelos más atractivos de la jornada, y en los pasillos internos del estadio dejaron un cartel que indica hacia dónde queda el vestuario visitante, para que Klopp se confundiera y, por la costumbre arraigada en 7 años de trabajo allí, se vaya para el local.

En la previa del partido, hinchas de ambos equipos se juntaron en las calles a corear al unísono el nombre de Klopp.

Antes de salir al campo de juego, Klopp saludó a sus ex dirigidos, y cuando apareció en la cancha con Liverpool, los hinchas le dieron el recibimiento merecido.

Y como un nuevo signo de comunión entre ambos equipos, los hinchas alemanes y los pocos ingleses presentes en el estadio entonaron juntos You'll never walk alone, el clásico canto de los fans de Liverpool.

El partido

Una de las incógnitas era cómo reaccionaría Klopp ante un eventual gol de Liverpool. ¿Lo festejaría con su habitual efusividad o trataría de contenerse por respeto a su ex afición? La duda se despejó a los 36 minutos, cuando Divock Origi abrió el marcador para el elenco inglés.

Pero le locla reaccionó y llegó a la igualdad a los 3 minutos del complemento a través del zaguero de la selección alemana MatsHummels.

La revancha será el próximo jueves en Anfield Road.

El DT que cambió la historia de un club

 Klopp dirigió a Borussia Dortmund de 2008 a 2015, y lo condujo al período más rico de la historia del club, durante el cual el elenco de casaca amarilla se convirtió en un poderoso del fútbol germano con cinco títulos: dos en la Bundesliga (2010/11 y 2011/12), una Copa de Alemania (2011/12) y dos Supercopas (2013 y 2014).

La hinchada del Dortmund es conocida por ser la más pasional y fervorosa de la Bundesliga, y cada partido en el Iduna Park es una fiesta de coreografía aurinegra y cantos. 

Ya en la despedida de Klopp, los hinchas le hicieron sentir su cariño y agradecimiento: