Con el penal convertido ante Bolivia, el astro máximo del fútbol mundial llegó a los 499 goles en partidos oficiales y puede llegar al tan ansiado número redondo en el próximo encuentro. Esa ocasión se dará este fin de semana nada menos que en el clásico ante Real Madrid.