Emanuel Ginóbili tuvo anoche una destacada actuación en un nuevo triunfo de su equipo, San Antonio Spurs, que se impuso por 110-104 a Memphis Grizzlies por la fase regular de la NBA, y marcó un nuevo record histórico.

Manu marcó 13 puntos (2-3 dobles, 3-4 triples), repartió cinco asistencias y robó una pelota en los 24 minutos que estuvo en cancha.

La máxima figura de los Spurs fue LaMarcus Aldridge, con 32 puntos, 12 rebotes (cinco ofensivos) y tres tapas.

Con la victoria, San Antonio (ya clasificado a los playoffs) se mantiene en la segunda ubicación de la Conferencia Oeste, con una marca de 61-11 y detrás del actual campeón de la NBA, Golden State Warriors, que tiene 64-7.

Pero además, igualó el mejor arranque histórico como local, al sumar 37 triunfos consecutivos en casa desde el inicio de la temporada, la misma marca que estableciera Chicago Bulls en la 95/96.