“Es imposible esperar rivales fáciles en unos Juegos Olímpicos”. Con esa frase, el entrenador Sergio Hernández quitó el aura de fatalidad que pesa sobre el sorteo efectuado este viernes en la ciudad de Mies, Suiza, que determinó que Argentina fuera a parar al "Grupo de la muerte" del torneo de básquetbol en Rio 2016.  

Las bolillas depararon que la Argentina integrará el Grupo B junto a los seleccionados de Brasil (país organizador), España, Lituania, Nigeria y un combinado que se clasificará de uno de los tres repechajes que se llevarán a cabo en julio venidero en Belgrado, Turín y Manila.

“Es un torneo de doce equipos nada más. El grupo, por lógica, tenía que ser muy duro”, evaluó el actual entrenador de Peñarol de Mar del Plata. Sin embargo, de acuerdo a lo que le dijo a la página de la Confederación Argentina (CABB), Hernández calificó a la zona B como “más difícil, a priori” que la A en la que estarán, entre otros, el campeón mundial Estados Unidos, Australia y Venezuela, que dirige el argentino Néstor Che García.

“Hay dos equipos candidatos a medalla de oro por presente y por historia que son España y Lituania, y otro candidato a medalla por presente y localía que es Brasil”, desgranó el Oveja

Hernández destacó que “lo esencial en este tipo de torneos es llegar de la mejor manera posible”, y remarcó que “hoy España como Brasil tienen varios jugadores que pueden estar ausentes por diversas lesiones”.