Cuando el avión que traslada a River desde Houston llegue al Aeropuerto de Ezeiza, el plantel subcampeón del mundo comenzará con su licencia hasta el 10 de enero, fecha en que sus integrantes se reencontrarán en el estadio Monumental y emprenderán el viaje rumbo al predio de Solanas, en Punta del Este, donde realizarán la pretemporada.

Hasta ese día, el grupo que en el año disputó seis competencias tendrá tiempo para descansar física y mentalmente para luego volver a planificar un año en el que el Millonario, otra vez, tendrá muchas exigencias.

Marcelo Gallardo volvió a analizar lo que le dejó la competencia en Japón, en la que no pudieron frenar al Barcelona, y repitió su satisfacción por lo que pudieron hacer ante uno de los mejores equipos de la historia.

“Estoy orgulloso de haber podido llegar hasta acá, porque se recorrió un largo camino, de muchísimo esfuerzo. Nos hubiese gustado llegar a estas circunstancias en mejores condiciones futbolísticas, pero no tenemos nada para reprochar”, aseguró el Muñeco, quien agradeció el esfuerzo a sus dirigidos y valoró el esfuerzo descomunal que hicieron los hinchas de River que viajaron a Asia a alentar al equipo.

“Fue muy gratificante lo que hicieron. Y es indescriptible lo de la gente que nos acompañó de una manera incondicional, así como también los que se quedaron en Buenos Aires y alentaron desde allá. Es algo hermoso”, agregó el técnico, que repudió la agresión que sufrió Lionel Messi en el aeropuerto de Narita “Quiero repudiar esa actitud fuera de lugar. Hay que respetar. Es un futbolista nacido en nuestro país, el mejor del mundo y juega para nuestra Selección. Nada más que eso. Darle el respeto que se merece. No comparto para nada lo que pasó.”

Para el Muñeco, en 2016, River deberá buscar reinventarse. "Terminamos un ciclo hermosísimo, estamos orgullosos de haber vivido todo lo que vivimos en este año y medio, pero el proceso se terminó acá y empezaremos a renovarnos a partir del año que viene”, explicó Gallardo.

"Fue un gran año para nosotros en todo sentido, lamentablemente no nos pudimos quedar con la frutilla del postre, pero esa es otra historia. Ahora a pensar en lo que viene. Se termina un ciclo lindísimo para muchos de nosotros, el cual hay que festejarlo de la mejor manera, disfrutarlo y luego pensar en las renovaciones que van a venir”, aclaró el entrenador, que ya se plantea los objetivos para la próxima temporada.

“Será algo nuevo, hay que volver a cero a todo nivel. Es un desafío para nosotros y para mí personalmente, porque tenemos que renovarnos en todo sentido, hasta posiblemente de sistema táctico. Empezaremos a armar una estructura en base a los jugadores que tenemos y los que vamos a necesitar, para conformar un equipo que siga siendo competente y que nos dé la posibilidad de reformarnos", contó Gallardo, quien antes de irse de vacaciones se reunirá con Rodolfo D’Onofrio y con Enzo Francescoli para terminar de planificar el tema refuerzos. "Lamentablemente el mejor funcionamiento nuestro no lo pudimos presentar en este final de año. Eso es lo único que me queda para lamentarme", culminó en Japón un emotivo Gallardo.