Desde el día que dejó la camiseta de Boca a finales de 2004, Carlos Tevez había dicho que en algún tiempo volvería a vestir los colores azul y oro. Había ganado todo con la camiseta Xeneize, pero necesitaba un cambio de aire por lo que decidió emigrar. Se fue a Brasil, donde también fue campeón y luego inició su carrera en Europa.

Pasó casi nueve años en Europa donde terminó siendo ídolo con cada camiseta que utilizó pero un buen día, en agosto de 2015 año, volvió al club de sus amores. Eso significó que durante toda la temporada no parara de jugar y ganar. Es por eso que vale destacar lo que hizo el futbolista durante el año que termina. Relegado en la mirada del hincha, el Apache ganó casi todo lo que jugó. A continuación las 10 claves de todo su año.

1- Bicampeón con Juventus de la Serie A

Comenzó el 2015 con la camiseta de la Vecchia Signora y continuó su buena racha de la temporada 2014/2015. En el primer semestre disputó 49 partidos en tan solo seis meses donde convirtió 29 goles

Allí ganó su segundo Scudetto con la casaca de la Juve. Participó en casi todos los encuentros (32) y gritó 20 veces. Estuvo a solo dos tantos de Mauro Icardi (Inter) y Luca Toni (Hellas Verona) de ser el Cappopanioneri. Aunque se dio el gusto de ser considerado el mejor jugador de la Serie A.

2 - Segundo título del año: Copa Italia

Además sumó otra medalla en la 2014/2015. El 20 de mayo en el Olímpico de Roma, venció a la Lazio por 2-1 (fue titular pero no logró marcar ninguno de los goles) en la final de la Coppa Italia y en pocos días sumó un nuevo campeonato a su cosecha personal. Comenzó perdiendo con un tanto de Radú, pero Giorgio Chiellini y Matri le dieron la victoria al elenco de Turín.

De esta manera Carlos Tevez llegó a su título número 21. De esta manera, quedó a solo dos de Alfredo Di Stéfano, a dos de Esteban Cambiasso y a cuatro de Lionel Messi, quienes son el grupo de argentinos con más pergaminos cosechados.

3 - El mal trago de la final de la Champions 

Pudo haber terminado con una más, pero el 6 de junio en el estadio Olímpico de Berlín enfrentó a Barcelona por la final de la Champions League, allí el conjunto italiano poco pudo hacer ante un Barcelona imparable y terminó cayendo por 3-1. El Apache, al igual que el resto de sus compañeros, tuvieron un flojo desempeño frente a los de Luis Enrique que estuvieron muy por encima de su nivel.

El Apache se quedó con la espina clavada y su futuro comenzó a dar vueltas. Los rumores de su posible salida de la escuadra de Turín hacia Boca eran cada vez más fuertes. El presidente de la Juve le ofreció un contrato en blanco para el argentino pusiera los números, pero el amor fue más fuerte.   

4 - En la Selección, el penal que entró 4 años después

Gerardo Martino, a cargo de la Selección, decidió darle la posibilidad a Carlitos de ponerse otra vez la camiseta argentina en una competición oficial. Fue en la Copa América de Chile donde el delantero comenzó siempre desde el banco de suplentes. Sin embargo, ingresó en cuatro ocasiones y en una de ellas terminó siendo la clave de la victoria.

Ante Colombia, por los cuartos de final, fue él quien se encargó de rematar el último disparo desde los once pasos. Todos recordaron su penal ante Uruguay en 2011 cuando la competición intercontinental se disputó en Argentina. Sin embargo, esta vez la historia fue diferente. El nacido en Fuerte Apache lo supo aprovechar y metió a al equipo nacional en semifinales.

5 - Segundo revés en finales en el 2015

El 4 de julio, en el estadio Nacional de Chile de Santiago, la historia de la Selección en la Copa América no terminó de la mejor manera, al igual que la vuelta de Carlitos. Argentina enfrentó al local pero durante los 90 minutos de acción no pudieron sacarse ventajas y la definición se fue a los tiros desde el punto de penal. El Tata esta vez decidió no meter en la cancha al delantero que vio todo el desenlace desde el banco.

Finalmente la Argentina cayó por 4-1 en la definición por penales, y así el delantero se quedó con el segundo mal trago de manera consecutiva. Pero a lo lejos había algo que brillaba y era su futuro con la camiseta de Boca. Tevez terminó decidiendo donde jugaría la próximo temporada. Su corazón le marcó el camino y en el mejor momento de su carrera pegó la vuelta a la Argentina.

6 - El recibimiento en la Bombonera

El 13 de julio de 2015, Carlos Tevez, el hijo pródigo volvió a su casa, a vestir la camiseta de sus amores. La Bombonera lo esperó, quería verlo y disfrutarlo. Todo el mítico estadio del barrio de la Boca estaba lleno a la espera de su ídolo. 50.000 personas aguardaron, bajo una noche de invierno helada pero llena de calor.

El ingresó y todo el mundo aplaudió su vuelta. Regaló palabras y elogios para todos. Solo faltaba que la pelota comenzara a rodar.

7 - El primer gol desde su regreso

"Debutó" el 18 de julio ante Quilmes con una victoria pero el gol se hizo esperar. Recién el 2 de agosto, en la increíble derrota ante Unión de Santa Fe por 4-3 en la 19º fecha del Torneo de 30 equipos. Marcó el 1-2 para los de Rodolfo Arruabarrena pero el equipo de la Ribera se quedó con la sangre en el ojo al perder tres puntos vitales. 

Volvió a marcar ante Godoy Cruz aunque su rol terminó siendo más de armador que goleador. Gritó por duplicado ante Argentino y y metió uno más ante Banfield. Pero precisamente ante el Bicho estaba por llegar uno de sus peores momentos.

8 - La tremenda patada a Ezequiel Ham

Por la 25° fecha del torneo de 30, Boca tenía un partido clave para sus aspiraciones en el torneo local. Otra vez el Carlitos fue clave en el 3-2 final marcando dos tantos. Sin embargo terminó en el ojo de la tormenta ya que en el segundo tiempo le cometió una durísima infracción a Ezequiel Ham a quien le fracturó el tobillo. Tevez debió ser expulsado pero el árbitro del partido apenas lo amonestó.

Luego de ello, la prensa no paró de hablar de Carlos Tevez. Ya no del gran jugador de Europa sino de su intención en aquella acción de juego.

9 - La lucha terminó: Tevez volvió para ser campeón

Supo reponerse de aquel acoso mediático. Su nivel comenzó a ser clave para allanarle el camino a Boca hacia el título. El primero de noviembre ante Tigre festejó su tercer título del año y el quinto con la remera de Boca.

El conjunto Xeneize venció a Tigre por 1-0 y así el el ex delantero de Manchester City festejó como si hubiera ganado su primer campeonato con la casaca de sus amores. Resultó siendo un año lleno de estrellas. En el Torneo de 30 equipos redondeó 12 partidos y 5 goles.

10 - La única medalla que le faltaba

Finalmente el último partido de la temporada llegó. Fue el 4 de noviembre en el Mario Alberto Kempes de Córdoba. Boca venció a Rosario Central en una polémica final que terminó siendo 2-0 a favor del equipo porteño. Se hablará por siempre de los fallos de Diego Ceballos, aunque esa es otra historia.

Carlos Tevez volvió a colgarse una nueva medalla y así llegó a sus 23 títulos personales, logrando el único que le faltaba con la camiseta de Boca. Durante la competición jugó un total de 5 encuentros y marcó dos tantos.

Durante todo el semestre marcó 9 en 17 encuentros. Finalizó el año con un número de 113 partidos jugados y 50 goles anotados. Difícilmente haya un jugador con esa cantidad de minutos en cancha. Dijo siempre presente a pesar de sus molestias físicas. Nunca le puso "peros" a sus entrenadores. Es por eso que vale la pena repasar lo que fue el año de Carlos Tevez, el jugador del pueblo, que volvió a la Argentina para demostrar la calidad que tiene.