Está en zona de descenso y a lo máximo que puede aspirar es a jugar la promoción.

En caso de perder su partido ante San Martín de San Juan, indefectiblemente perderá la categoría. Si empata, necesitará que Atlético Rafaela pierda para jugar un desempate entre sí y definir qué equipo se va al descenso y cuál a la promoción.

En caso de ganar, dependerá de que Rafaela o Banfield pierdan para zafar. Si gana, y Rafaela suma en su compromiso, también le serviría que empate Banfield, con el que jugaría un desempate directo.
Ganando, y también venciendo Banfield, y empatando o ganando Rafaela, igualmente se irá a la B.

Está en zona de promoción y puede caer en descenso directo o zafar de todo.

De ganar, evita el descenso directo. Con el empate, necesitará que pierda Rafaela y que no gane San Lorenzo. En caso de lograr la igualdad y que San Lorenzo gane su compromiso, deberá jugar un partido desempate con el ciclón para determinar que equipo desciende y cual jugará la promoción.

Para zafar de todo necesita ganar y que Rafaela no gane, y además que pierda San Martín de San Juan. Si no se dan estos dos resultados, también lo salvaría que pierda Tigre. En caso de que el matador sume un punto, jugarán un partido desempate para determinar qué equipo juega la promoción.

Está en promoción y puede caer en descenso directo o zafar de todo.

Si gana no depende de nadie. En caso de perder y que San Lorenzo gane, descenderá. Si pierde y San Lorenzo empata, deberá enfrentarse al ciclón para ver qué equipo desciende.

Si empata, necesitará que Banfield no gane y que pierda Tigre o San Martín para jugar un desempate. Si empata, y Banfield gana, necesitará que pierdan Tigre y San Martín, para así jugar un triangular desempate para ver cuáles equipos van a promoción y cuál se queda en primera.

Está fuera de todo y sólo podría caer a la promoción.

Si derrota a Independiente, pierde San Martín o no vence Rafaela, zafa de todo. En caso de ganar, y también hacerlo San Martín y Rafaela, y además que Unión no pierda, el matador irá a la promoción. De ganar, que también lo haga Rafaela, y que San Martín empate, definirán entre sí qué equipo se salva de la promo. En esa variante, si Unión pierde se sumará al desempate, que sería un triangular.

En caso de empate, necesitará que se produzcan dos de estos tres resultados: que no gane Banfield ni Rafaela, y que pierda San Martín de San Juan. Sólo podría empatar en puntos con Banfield si éste suma de a tres.

Si pierde, dependerá de que Banfield no gane y que pierda Rafaela. Si pierde, empata Rafaela y pierde San Martín, habrá triple empate que determinará una plaza de la promoción, o dos plazas si es que Banfield gana.

Sólo corre riesgo de caer a la promoción.

Si le gana a San Lorenzo se quedará en primera. En caso de empatar dependerá que Rafaela o Tigre no ganen. Si empata, y Rafaela gana –salvándose éste de todo-, y a su vez Tigre triunfa, habría que jugar un desempate para dirimir qué equipo va a la promoción. A ese desempate se podría sumar Unión en caso de perder.

Si los sanjuaninos pierden, necesitarán que Banfield no gane, que al menos Rafaela empate y Tigre pierda, para disputar un desempate directo o triangular. Si pierde y ganan Banfield y Rafaela, jugará la promoción.

Está fuera de todo y sólo corre riesgo de promoción.

Si derrota a Estudiantes o empata, se mantiene en primera.

En caso de perder, necesitará que se de al menos uno de estos tres resultados: que Rafaela o Tigre no ganen, o que San Martín pierda. Si pierde, y tanto Rafaela como San Martín ganan –ambos salvándose de todo- necesitará que Tigre no gane, para poder zafar. Si en esa variante el matador vence, habrá partido desempate, al cual se podría sumar San Martín de San Juan, en caso de empatar.