Ramón Díaz se fue de River y poco tiempo después se puso el buzo de entrenador de la selección de Paraguay. En sus primeros pasos junto a la Albirroja en la Copa América, dio algunos golpes en especial frente a la Argentina a quien recibirá al equipo de Gerardo Martino en Asunción. 

"Jugar contra la Argentina es especial. Es el mejor equipo. Ahora, la baja de Messi implica no tener al mejor jugador del mundo. Para el equipo argentino, en lo anímico y en todo lo demás, se nota que es distinto", tiró el Pelado en una entrevista de Canchallena. Además recordó lo que fueron los dos encuentros en Chile en donde la Albirroja dio un golpe importante en la primera fase. "Va a ser diferente a los otros dos. En casa, con nuestra gente, con nuestro calor. Será otra estrategia. El calor y la humedad, juegan", añadió.

"Paraguay también le puede ganar a la Argentina. Esta selección ya le ha ganado a la Argentina"

"Paraguay también le puede ganar a la Argentina. Jugamos como locales y, además, esta selección ya le ha ganado a la Argentina. Eso es lo que dicen todos los hinchas. "Mirá que nosotros ya le ganamos, eh", me cuentan en la calle. Paraguay tiene coraje y temperamento. Nosotros le vamos a agregar orden y juego", se sinceró sobre las posibilidades de su equipo ante Argentina.

Luego se refirió a las posibilidades de Boca de ser campeón en le torneo de 30 equipos. Como suele hacer, chicaneó con la obtención de un nuevo título para el Xeneize. "Ojalá que se lo arrebate San Lorenzo. Me gustó mucho cómo le ganó en la Bombonera, le ganó con la historia, que pesa mucho", ironizó el riojano.

Finalmente, en la comparación entre el equipo que él dirigió cuando fue campeón del torneo local y luego el de Marcelo Gallardo en la Copa Libertadores, sostuvo que su conjunto jugaba mejor.

"El mejor River fue el nuestro. Porque fue campeón después de todo lo que pasó. Demostró carácter, determinaciónDespués fue fácil jugar, porque se había liberado, porque había salido campeón. Fue más difícil el torneo que conseguimos. Estuve seis meses sin cobrar, pero solo nosotros lo pudimos aguantar, porque estaba en mi casa. Son cosas que no se saben", concluyó con su estilo particular.