Se pusieron en marcha las Eliminatorias Sudamericanas para la Copa del Mundo de Rusia 2018, pero todo comenzó de una manera inesperada. La Selección Argentina extrañó demasiado a su capitán y emblema: Lionel Messi, y cayó en su tierra frente a Ecuador. Pero el equipo de Gerardo Martino no fue el único que tuvo un día para el olvido.

Brasil, que quería recuperar la mística perdida en los últimos años, arrancó el largo camino hasta Rusia 2018 con un duro cachetazo que protagonizó frente al nuevo amo y señor de América: Chile. Fue un 2-0 sin atenuantes y sin Neymar, quien todavía continúa limpiando su pena por la sanción que recibió tras ver la roja frente a Colombia en el máximo certamen a nivel países que se llevó a cabo del otro lado de la cordillera durante este año.

Pero eso no fue todo: en Europa pasó algo similar. La máquina mundial, Alemania, dueño del trono en la Copa del Mundo de Brasil 2014, también cedió los tres puntos frente a Irlanda (1-0). Baldazo de agua fria. Ahora deberá recuperar su mejor versión para intentar ingresar a la Eurocopa de Francia de 2016.

Las grandes potencias del mundo de la redonda a nivel países tuvieron un día para el olvido. La Selección Argentina, Brasil y Alemania se fueron con las cabezas gachas de sus respectivas puestas en escena. Esperan por revancha...