Las cargadas de River a Boca tras la consagración en una Copa Libertadores, que incluyó también la eliminación directa al clásico rival, se reproducen en las redes sociales y todo el país.

Esta mañana en la Ciudad de Buenos Aires aparecieron unos nuevos afiches que se burlan de la desgracia del xeneize a través de un juego de palabras con el apellido del repatriado ídolo de Boca.