Lucas Alario, el delantero que ya quedó en la historia grande de River Plate por convertir un gol para que el cub de Núñez consiguiera su tercera Copa Libertadores, es hincha de Boca. O al menos lo era hasta hace unos meses.

"Yo soy hincha de Boca, así que alguna inclinación por Boca tendría", contó el por entonces delantero de Colón cuando era pretendido por el club xeneize, en diciembre del año pasado.

"Jugaría en River. Es trabajo"

Sin embargo Alario, en la misma entrevista, había adelantado que no tendría ningún problema con vestir la casaca riverplatense. "En River jugaría , es trabajo. Uno tiene un club del que es hincha pero tiene que ser profesional. Esto que estoy viviendo me da de comer", explicó.