River no tiene descanso. Luego de una noche de festejos y alegrías, el campeón de América viaja a Japón para disputar la copa Suruga Bank ante el equipo Gamba de Osaka. Previamente harán escala en Alemania. 

Previo a embarcarse y rodeado de los simpatizantes que llegaron para despedir al equipo, el entrenador Marcelo Gallardo comentó escuetamente que "vamos a tratar de seguir con esta misma mística ganadora. Fuimos justos ganadores de la Copa Libertadores y merecidos campeones".

Vestidos de rojo y blanco, con grandes banderas y cantando el tradicional "dale campeón, dale campeón", los hinchas "Millonarios" convirtieron la sala de preembarque del aeropuerto internacional de Ezeiza en una tribuna del Monumental para saludar a los campeones de América. El plantel que conduce Marcelo Gallardo arribó al aeropuerto cerca de las 16 para realizar los trámites migratorios y subirse al vuelo de Lufthansa LH511, que arribará esta noche a la ciudad de Frankfurt, Alemania, y mañana a la noche luego del entrenamiento vuela a Japón.

River, en su condición de titular de la Copa Sudamericana, enfrentará a Gamba Osaka, campeón del fútbol japonés, en un partido que se llevará a cabo el martes a las 7 de Argentina por la Copa Suruga Bank, reconocida como oficial por la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol). Después del juego, el plantel regresará a Buenos Aires también vía Alemania y llegará el miércoles por la noche para preparar el partido con San Martín de San Juan, previsto para el lunes 17.

No forman parte de la delegación Rodrigo Mora ni Fernando Cavenaghi, que ya anunciaron que no continuarán su carrera en el club de Núñez. El Muñeco tendrá dificultades para conformar la delantera porque el goleador de la final de la Libertadores, Lucas Alario sufrió un esguince y tampoco viajó. Aprovechando el hueco, el delantero surgido de las divisiones inferiores Lucas Boyé se embarcó rumbo a Japón.