Tiene pasta de campeón. Jonathan Ramón Maidana, además de ser duro en la marca, buen tiempista y cabeceador, lleva consigo un imán para el triunfo. A lo largo de sus diez años de carrera, en los cuales jugó para Los Andes, Boca, Metalist (Ucrania), Banfield y River, el zaguero con nivel de Selección dio nueve vueltas olímpicas. Y entre tantos festejos cuenta con una particularidad: es ganador de la Libertadores con Boca y River.

La primera vez que conquistaron el continente fue en el año 2007, cuando con Miguel Ángel Ruso en el banco de suplentes y un Román Riquelme en nivel superlativo el Xeneize consiguió lo que hasta hoy es su última Libertadores.

Ahora, ocho años más tarde, el mismo Maidana volvió a dar una vuelta olímpica en el torneo más importante de América, y el que River hacía 19 años no lograba conseguir. Además cuenta con el plus de haber sido a lo largo del certamen una de las piezas más importantes en el once inicial de Marcelo Gallardo.

El otro hombre que se dio este lujo es Nicolás Bertolo. El mediocampista surgido en la Ribera formó parte del mismo plantel que Maidana, y si bien este año comenzó en Banfield, en el receso invernal pasó a formar parte del cuadro de Núñez donde terminó siendo -favorecido por la lesión de Viudes- titular en la final ante Tigres de México.