Fue el DT inesperado. Matías Biscay operó como técnico suplente y no se privó de hablar con la prensa tras la victoria de River por 3-0 sobre Tigres en la final de la Copa Aérica. "Estaba tranquilo, porque son unas fieras y nunca te dejan a gamba", celebró el rendimiento de los jugadores de Núñez.

En medio del eufórico festejo, declaró: "Este club se lo merecía y estamos a su disposición". La expulsión de Marcelo Gallardo en el partido de ida en México determinó que quien dirija el partido más importante de River en los últimos veinte años sea el asistente técnico Biscay, un jugador surgido en las inferiores pero que apenas disputó siete partidos en el club y ninguno de ellos por copas internacionales. A sus 41 años, a 14 de su retiro del fútbol profesional, Biscay encontró una posibilidad que no soñó y le llegó sin siquiera desearla.

A pesar de tener dos años más que Marcelo Gallardo, Matías Biscay debutó en la primera de River mucho tiempo después que su amigo. El Muñeco debutó en 1993 en un triunfo 2 a 0 ante Newell´s bajo la dirección técnica de Daniel Passarella. Biscay debió esperar hasta 1995 y la llegada de Ramón Díaz para jugar sus primeros partidos en Primera a pesar de que la rompía en la reserva y había demostrado personalidad cuando se animó a picar la pelota en un penal de un Superclásico en la tercera.

Matías Biscay es hijo del ex árbitro Juan Carlos Biscay, quien vive con orgullo el momento que atraviesa su hijo junto a Marcelo Gallardo "La inteligencia de Marcelo llevada al rol de técnico y criterio en planteos tácticos, lo destaca mucho. Los dos son estudiosos, tácticos. Me acuerdo que sorprendió Gallardo cuando ubicó a Leonardo Ponzio, doble cinco suelto, contra Boca, ida y vuelta por la Copa, y también ante Cruzeiro. River mostró sólidez, mejoró. Antes hasta hubo polémica", destacó Biscay padre en declaraciones a Télam.

Matías Biscay se retiró a los 27 años en Compostela

"Creo que Gallardo en River produjo el hallazgo en la lluvia cuando Boca ganaba en el Monumental -septiembre´14- 1-0 y a los 29 minutos del segundo tiempo hizo ingresar a un marcador central, Germán Pezzella, como '9', y fue el autor del empate", agregó el ex árbitro Biscay, quien en más de una oportunidad confesó que era hincha de Boca.

Después de sus siete partidos en River como futbolista, Matías Biscay jugó dos años en Huracán, donde se destacó por convertir siete goles en apenas 41 partidos, luego pasó a Lugano de Suiza y culminó su carrera a los 27 años en Compostela, España. Recién volvió a los primeros planos del fútbol cuando diez años después, Marcelo Gallardo lo convocó para ser su asistente técnico en Nacional.