El seleccionado argentino se consagró hoy campeón mundial de hockey sobre patines por quinta vez en la historia, luego de vencer por 6-1 a España, máximo ganador de la especialidad con 16 títulos, en la final de la Copa del Mundo jugada en la ciudad francesa de La Roche sur Yon.

Los europeos, que buscaban la sexta coronación consecutiva y llevaban un invicto de 12 años (68 victorias y tres empates), se pusieron en ventaja con un tanto de Jordi Bargalló a los cuatro minutos de juego.

Las consagraciones anteriores del seleccionado "albiceleste" fueron en San Juan 1978, Novara (Italia) 1984 y Recife (Brasil) 1995.

Pero Argentina revirtió el partido con goles de Lucas Ordeñez (3), David Páez (2) y Carlos Nicolia y logró así que se le negaba desde la edición de 1999, disputada en Reus, España.

Las consagraciones anteriores del seleccionado "albiceleste" fueron en San Juan 1978, Novara (Italia) 1984 y Recife (Brasil) 1995.

En el partido por el tercer puesto, Portugal goleó por 7-3 a Alemania y consiguió, por cuarta edición consecutiva, la medalla de bronce.