Se acabó el sueño africano en Nueva Zelanda. La Sub 20 sigue siendo una categoría hegemonizada por Sudamérica y Europa. Para ratificarlo, este miércoles Brasil y Serbia firmaron su clasificación a la final del Mundial, tras eliminar a Senegal y Malí, respectivamente.

Brasil aplastó a Senegal por 5 a 0, en un partido que estaba definido a los 20 minutos por los goles de Andelinou Correa en contra, Marcos Guilherme y Gabriel Boschilia. Se fueron al descanso 4-0 (Jorge a los 35') y con un hombre más (fue expulsado Elimane Cisse a los 44). El complemento solo sirvió para que Guilherme anotara su segundo gol personal.

Los brasileños irán en busca de su sexta corona Sub 20, y así igualar a la Argentina como el país con más títulos mundiales en la categoría. Fueron campeones en 1983, 1985, 1993, 2003 y 2011.

En tanto, Serbia logró quebrar al fuerte equipo de Malí en el minuto 11 del tiempo suplementario, con un gol de Ivan Saponjic que puso el 2-1 final. Los 90 habían finalizados igualados en un tanto. Herederos del estilo de Yugoslavia, campeón en Chile 1987, los balcánicos ya habían derrotado a Mali por 2 a 0 en la fase de grupos, y ganaron su zona con 6 puntos después de perder en el debut frente a Uruguay por 1 a 0.

La final se disputará a las 2 de la mañana del sábado en la Argentina, las 17 en Nueva Zelanda, en el estadio North Harbour de Auckland. En el mismo escenario, pero en la noche del viernes, Mali y Senegal definirán el tercer puesto.