Un nuevo susto en la familia de Schumacher. Mick, hijo del heptacampeón del mundo de Fórmula 1, sufrió un espectacular accidente a 160 km/h, en su debut en la Fórmula 4 en el circuito de Lausitzring. Afortunadamente, sólo fue un susto y el joven de 15 años no tuvo lesiones de gravedad. 

El hijo de alemán se salió de la pista con el monoplaza del equipo Van Amersfoort Racing en los primeros test de pretemporada. El joven se prepara para competir en la temporada de la Fórmula 4 alemana con el equipo holandés, la misma formación que el año pasado participó en el Europeo de F3 con Max Vertstappen.
 
El incidente asustó en un principio a los técnicos pero todos quedaron aliviados al ver que no había sido nada importante. "La transición del karting a los monoplazas es ya difícil de por sí, pero para él el peso seguirá siendo mayor", sostuvo el piloto Sebastian Vettel. "Mick tiene un talento impresionante y ha mostrado un rendimiento muy bueno. Por desgracia, todos los rumores en torno a su famoso nombre no ayuda en este momento", dijo el periodista alemán Norbert Haug.
 
Por su parte, Michael Schumacher prosigue su lenta recuperación en su hogar, en Suiza. Tras sufrir un accidente en una pista de esquí durante diciembre de 2013, salió del coma en junio de 2014 y dejó el hospital en setiembre. Según algún reportes, ya reconoce a sus familiares. “Está haciendo el progreso apropiado de acuerdo a la severidad de la situación”, dijo recientemente su portavoz Sabine Kehm.