El 2014 no fue un año más, desde lo futbolístico claro está. No solo para la Argentina sino para el mundo entero. El mundial llegó a una nueva estación y esta vez le toco al vecino: Brasil.

Con muchos retrasos desde la infraestructura, sospechas de corrupción y muchas irregularidades. Pero a pesar de ello no fue un torneo más. A nivel calidad estuvo a la altura de los mejores campeonatos mundiales de la historia. En 64 partidos hubo 171 goles con un promedio altísimo: 2,67 por encuentro. La última vez que se registró un número similar fue en Estados Unidos 1994 aunque en aquel entonces lo disputaban 24 selecciones.

Brasil 2014 dejó de todo. Argentina volvió a jugar una final luego de 24 años, Brasil se quedó con las manos vacías: en los últimos dos partido recibió 10 goles (1-7 ante Alemania y 0-3 con Holanda) cuando estaba todo dado para que se quedara con la copa, Miroslav Klose superó a Ronaldo y se consagró como máximo goleador histórico en mundiales.

Fuera de todos esos datos, la primera ronda dejó a todos los amantes del fútbol con la boca abierta. No solo por las estrellas que pisaron todos los estadios, sino por los grandes partidos que se jugaron y los goles para el recuerdo que se marcaron. Cada grupo tuvo lo suyo.

En el Grupo A, Brasil fue claramente favorecido ante Croacia en el partido del debut y además México le planteó un gran juego y estuvo cerca de la hazaña. En el B, las cosas fueron aún mejor. Chile realizó una primera ronda excepcional. Jugó un mundial excelente. Derrotó a España y perdió ante Holanda aunque no lo mereció. La Naranja Mecánica parecía que esta vez sí se le iba a dar. Vapuleó a España 5-1 pero le costó mucho ganarle a Australia y a Chile.

La definición del Grupo C fue muy emocionante entre Grecia y Costa de Marfil. El D fue de lo mejor entre Uruguay, Italia, Inglaterra y Costa Rica. Los Ticos hicieron el mundial de sus vidas. Uruguay ganó agónicamente ante Italia para pasar a segunda fase.

En el G se registraron grandes partidos entre Alemania vs Ghana y Portugal vs. Estados Unidos y en el H Argelia realizó un muy buen mundial. Demostró el potencial que tienen sus jugadores de mitad de cancha para arriba, aunque a nivel defensivo cometieron grandes errores.

Hubo muchas sorpresas y también decepciones. Pero lo que no le faltó a Brasil 2014 fue fútbol, lo único que necesitaba. Grandes actuaciones como las de Guillermo Ochoa (México), Bryan Ruiz (Costa Rica), James Rodríguez (Colombia), Xherdan Shaqiri (Suiza), Vincent Enyeama (Nigeria).

No fue el Mundial de los equipos africanos como se presumía pero sí de las selecciones americanas. En octavos de final, ocho quipos del continente americano y cuatro en cuartos desafiaron el poder europeo.

Argentina tuvo un progreso de menor a mayor, con todas las críticas Alejandro Sabella supo saber cuándo cambiar. Dejó muchas dudas en algunos partidos (Bosnia e Irán) y en otros jugó muy bien (Bélgica y Alemania) pero no fue suficiente. Argentina en tiempo regular nunca estuvo en desventaja. Pero en el alargue ante los alemanes una leve distracción significó quedarse con las manos vacías. Fue muy bueno lo de la Selección desde lo colectivo, incluso hasta de lo futbolístico a pesar de no haber sido vistoso.

Se fue otro mundial luego de mucho tiempo. Ahora habrá que esperar hasta 2018 en Rusia donde las condiciones para los equipos sudamericanos no serán tan propicias. Pero el de Brasil será un mundial difícil de superar.