Faltan muy pocos días para que se cumpla un año del accidente que sufrió el más grande corredor de todos los tiempos. Michael Schumacher sufrió un golpe que casi lo mata el 29 de diciembre de 2013, mientras esquiaba. 

Sin embargo, contra los peores pronósticos, el deportista logró salvar su vida pero estuvo mucho tiempo internado.

A los 45 años, tras nueve meses de internación en los hospitales de Grenoble y Lausana, Schumacher volvió a su casa. ¿Cómo está?

"Está mejor, pero todo es relativo. Se encuentra en una silla de ruedas, paralizado y con problemas de memoria. Además no puede hablar", contó el ex piloto francés Philippe Streiff, una de las últimas personas que lo visitó, según consignó el diario Marca.

"Va a ser una recuperación lenta y difícil. No sabemos cuánto durará", reconoce su portavoz Sabine Kehm. "Estar junto a la familia va a permitir que se recupere más rápido, pero será difícil", afirma Streiff, que reconoce además que Schumacher podía comunicarse con los suyos, pero sólo visualmente.

Se encuentra en una silla de ruedas, paralizado y con problemas de memoria. Además no puede hablar.

Tal como se informó, ya hay sponsors que están pensando en cortar su relación comercial con el alemán como las firmas de moda Navyboot y Jet Set, que según el diario suizo Nordwestschweiz ya no están vinculadas a él..