La arrolladora Colombia de José Pekerman se fue de Brasil 2014 hace una semana siendo considerada como uno de los mejores equipos del certamen. Pese a la sensible baja de Radamel Falcao, el elenco americano no perdió peso en el área rival, aunque para sorpresa de muchos quien se erigió como goleador fue James Rodríguez.

El mediocampista que en Argentina fue campeón con Banfield en 2009 de la mano de Julio César Falcioni, convirtió en los tres partidos de primera rueda: le marcó a Grecia, Costa de Marfil y Japón (uno a cada uno); dos a Uruguay en los octavos y uno ante Brasil en los cuartos. Esos seis goles le valieron consagrarse como el máximo anotador del Mundial.

Detrás suyo quedaron Thomas Müller con 5, Lionel Messi, Robbin Van Persie y Neymar Jr. con 4.