La goleada por 3 a 0 frente a Brasil le brindó a Holanda el tercer puesto y un nuevo récord para la historia de los mundiales. El equipo de Van Gaal se convirtió en el único seleccionado en utilizar a los 23 jugadores en una Copa del Mundo.

El curioso récord fue conseguido porque Van Gaal utilizó a todos sus jugadores de campo, a un arquero suplente para los penales frente a Costa Rica y en el partido por el tercer puesto mandó a la cancha al otro arquero suplente. Así ninguno de sus jugadores fue a pasear a Brasil y de paso el equipo quedó en la historia por un nuevo récord para la historia de los mundiales.