Ya pasaron dos días, pero no se acallan los ecos de la histórica goleada de Alemania sobre Brasil en el Mineirao. En la edición de hoy del periódico Mirror Sports se dieron a conocer las declaraciones de Mats Hummels, uno de los integrantes del plantel alemán. El defensor confesó que, antes del segundo tiempo, junto a sus compañeros acordaron frenar el ritmo para "no humillar" a sus pares de Brasil. De todos modos, Alemania le propinó otros dos goles al conjunto de Scolari en los segundos 45 minutos y el resultado final fue 7-1.

Hummels señaló: “Se tiene que demostrar respeto al oponente y era muy importante que nosotros lo hicimos y no tratamos de mostrar un poco de magia o algo así. Era importante que jugamos nuestro juego durante 90 minutos”.

En cuanto a lo que viene, el defensor del Borussia Dortmund afirmó: “Tenemos que disfrutar lo que sucedió, pero si perdemos la final, no valdrá absolutamente nada ésta semifinal. Debemos mantener los pies sobre la tierra, pero ese no es problema para nosotros. Sabemos que lo complicado será el domingo. Será un enfrentamiento complicado y la única oportunidad que tenemos es ganar desde el principio”.