El arquero de Nigeria, Vincent Enyeama, vivía una jornada llena de pesadillas. Por más que exhibía un buen nivel frente a la selección argentina, Lionel Messi estaba encendido. Y si el mejor jugador del planeta frota la lámpara... agarrate.

A los dos minutos la Pulga ya le rompió el arco, tras un remate de Ángel Di María que entre el arquero de las Águilas Verdes y el palo lograron evitar el ingreso del balón, en primera instancia. Pero el crack de Barcelona de España llegó como un toro para llenarse la boca de gol.

Sin embargo, eso no fue todo. Antes de que termine la primera parte, otra vez el rosarino facturó a través de un tiro libre magnífico para mandar al equipo de Alejandro Sabella al descanso nuevamente en ventaja (2-1).

Antes de salir a jugar el segundo tiempo, el arquero de Nigeria le “lloró” al árbitro por lo bien que estaba jugando Messi.

Por eso, antes de salir a jugar la segunda parte, Enyeama, medio en broma y otra parte en serio, se le quejó al árbitro italiano Nicola Rizzoli. Y este le devolvió con flores. Imperdible. Mejor mirá le video.