Desde el inicio se preveía que el encuentro entre Argelia y Corea del Sur no iba a ser un partido atractivo. Sin embargo, este mundial que ha dado muchas sorpresas y varios goles. No hay que subestimar a los equipos ya que los asombros aparecen por doquier.

Los africanos ganaron con contundencia 4-2. La diferencia la hicieron en la primera parte ya que se fueron al descanso 3-0 arriba con goles de Rafik Halliche que llegó mano a mano a los 25 minutos ante Jung Sung Ryong marcado por los dos centrales. Ninguno pudo frenarlo y así quebró el empate transitorio.

Tres minutos después Abdelmoumene Djabou ganó un centro donde el arquero salió tarde. El tercero para cerrar el encuentro fue de Islam Slimani y así le da la posibilidad a Argelia de depender de sí mismo ante Rusia para pasar a la siguiente ronda.

En la segunda parte, Argelia mantuvo la presión y dio la sensación que toda sería fiesta africana pero no fue así. Los coreanos descontaron de la mano de Heung-Min Son. Tuvo más situaciones que no logró concretar. 

Una desconexión en la defensa del conjunto Myung-Bo Hong hizo que llegara el cuarto del elenco de Vahid Halilhodzic a través de Yacine Brahimi y así liquidó las aspiraciones coreanas.

Unos minutos más tarde volvió a descontar. Ja-Cheol Koo puso el 4-2 y así terminó el encuentro. El jueves los cuatro equipos (salvo Béglica que ya está clasificado) se enfrentarán con cosas importantes por decidir ya que entre Argelia, Corea del Sur y Rusia decidieran quienes acompañaran al líder del Grupo H.