Bélgica, un seleccionado plagado de jóvenes estrellas, revirtió hoy el marcador y venció a Argelia por 2 a 1, en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, en el debut de ambos en el Grupo H del Mundial de fútbol de Brasil 2014. Sofiane Feghouli, de penal, a los 24 minutos del primer tiempo, puso en ventaja al conjunto que dirige el bosnio Vahid Halilhodzic; mientras que Marouane Fellaini y Dries Mertens, a los 25 y 35 del segundo, respectivamente, dieron vuelta el marcador para el equipo de Marc Wilmots.

Bélgica, que se plantó con un 4-1-4-1, tomó la iniciativa desde el inicio, tuvo la tenencia de la pelota, la manejó con prolijidad a través de Axel Witsel, pero careció de creatividad y lució falto de fútbol en los metros finales.

El conjunto que dirige Wilmots, de 45 años, se repitió en un traslado lento y pases hacia las bandas, un equipo horizontal, pero no explotó en ataque porque tanto Eden Hazard como Nacer Chadli, de los clubes Chelsea y Tottenham, ambos de Ingleterra, respectivamente, se desentendieron del juego. Así Romelu Lukaku, su goleador temible, no contó con chances de gol.

Entonces el equipo pasó de ser paciente a predecible e inexpresivo y casi no tuvo situaciones de gol, a excepción de dos remates de larga distancia de Witsel -su mejor jugador y por el que Zenit San Petersburgo, de Rusia, pagó cuarenta millones de euros en 2012- a los 20 y 34 minutos. 

 

Bélgica, uno de los equipos llamados a ser la sorpresa de Brasil, choca ante Argelia, por la fecha inicial del Grupo H del Mundial.

Marc Wilmots, su técnico, de 45 años, le cambió la cara al fútbol de su país y construyó un equipo que tiene todo: un gran arquero, una defensa sólida, un mediocampo que combina marca, despliegue y juego, y una delantera temible.

Thibaut Coutrois, arquero del campeón español Atlético de Madrid, es uno de los mejores del mundo, pese a tener apenas 21 años. Ya brilló en todos los torneos que ganó su equipo: Copa del Rey y Europa League, Supercopa de Europa y Liga de España. El zaguero Vincent Kompany, el capitán y emblema, de 28, se coronó con Manchester City, de Inglaterra.

En tanto, Alex Witsel, de 25, es el mediocampista "luchador" por el que Zenit San Petersburgo, de Rusia, pagó 40 millones de euros; y Kevin De Bruyne, de 22, Eden Hazard, de 23, Maroune Fellaini, de 26, y Nacer Chadli, de 24, le dan un salto de calidad en la mitad de la cancha, pero algunos irán al banco de suplentes.

Por último, Romelu Lukaku, de apenas 20 años, es un extraordinario goleador que no sólo selló el pasaje de Bélgica a Brasil 2014 con sus dos tantos en el triunfo sobre Croacia, en Zagreb, por 2 a 1, sino que además se perfila para ser una de las revelaciones de la Copa del Mundo.

En la otra esquina, las máximas figuras de los Zorros del Desierto son el mediocampista ofensivo Sofiane Feghouli, de Valencia, de España, y el delantero y goleador Islam Slimani, de Sporting Lisboa, que marcó cinco conquistas en las eliminatorias y ocho en el campeonato portugués.