Luego de las críticas y las solicitudes de las federaciones, jugadores y técnicos para que las nuevas herramientas se utilicen en el fútbol así como en rugby, hockey, basquet y tenis, la FIFA se decidió.

En el partido de Francia se debió utilizarla. Un cabezazo de Karim Benzema pegó en el palo izquierdo del arquero Valladares, el balón caminó por la línea del arco y cuando llegó a las manos del guardametas este no pudo sostenerla, rebotó en sus manos y el balón ¿ingresó?.

De esta manera se decidió que el gol fue válido aunque algunas dudas quedaron. Se realizó una inversión millonaria diseño el sistema Goal Control que tiene 14 cámaras en diferentes lugares del arco.