A Jorge Hank Rhon, el dueño del club Xolos, el Ejército mexicano lo detuvo en su residencia con 88 armas de fuegos, 9000 cartuchos y pieles de animales exóticos. Ex alcalde de Tijuana, cacique del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y padre de 19 hijos, a Hank Rhon lo encerraron entonces en el penal El Hongo de Tecate por el asesinato de una mujer. Luego vino la sospecha: los vínculos narcos. La justicia no comprobó nada. Xolos, fundado en 2007, ascendió en 2010 y, en su segunda temporada en Primera, se coronó campeón. Defensa y Justicia, el equipo de Florencia Varela que jugará por primera vez en la élite del fútbol argentino, realizará la pretemporada –diez días– en las instalaciones de Tijuana, junto al plantel de Xolos. Antes, como premio por el ascenso, los jugadores que quieran festejarán a fin de mes el logro con unas vacaciones en Las Vegas. Hank Rhon, conocido como el zar del juego en el norte de México, es propietario de la red de casinos Caliente.

El contacto entre Defensa y Justicia y Xolos se llama Christian Bragarnik. El empresario es el encargado del fútbol junto al vocal titular Diego Lemme, el hijo de José, el presidente. Deciden el entrenador y los futbolistas: quiénes se van y quiénes llegan. Entre Bragarnik y la dirigencia, desde 2009 hasta hoy, no se firmó ningún contrato. Bragarnik construyó la base de negocios en México. De hecho, representa, entre otros, a los entrenadores Diego Cocca –ahora en el Halcón, a partir del torneo que viene en Racing–, Jorge Almirón –ahora en Godoy Cruz, antes en Defensa y Xolos– y Antonio Mohamed –ahora en el América. “Es gente amiga, socios del club que me traen jugadores pero que no ganan dinero con el club –dice el presidente José Lemme a El Gráfico Diario–; nosotros los hemos cuidado y somos gente honesta que no jodemos a otros. Ellos confían en nosotros y nosotros en algunas cosas en ellos. Así se dio y hemos podido ascender a Primera. Son como si fuesen de la Comisión Directiva nuestra. No hay nada extraño. No hay nada raro ni nada para esconder.” A Bragarnik lo secunda Marcelo “Bocha” Valeri, socio en Score Futbol S A.
El viernes, Leonel Di Plácido, un juvenil de All Boys, contó en el programa radial América&Closs: “Me llamó el representante de Cocca y me dijo que para pasar a Racing me tenía que ir con él. Me dijeron que me quede tranquilo, que cualquier cosa rescindíamos el contrato con mi representante.” Fernando Hidalgo, el agente de Di Plácido, negó el interés de Racing. Esta semana, Bragarnik participó en México del draf, un sistema que implementan los clubes locales para la contratación de los futbolistas. El viernes regresó a la Argentina y se encontró con el comentario de Di Plácido. El año pasado, el periodista Nicolás Lovaisa detalló que fue el representante más beneficiado durante la gestión de Germán Lerche, ex presidente de Colón investigado por fraude en la justicia. De los diez representados por Bragarnik que llegaron al Sabalero, siete desembarcaron cuando el Turco Mohamed era el técnico. “La mitad de los refuerzos que consiguió que jugaran en Colón –precisó Lovaisa–, lo hicieron después en Defensa y Justicia: Juan Carlos Falcón, Pablo Garnier, Cristian Barinaga, Fabián Castillo, Robert Franco y Lucas Valdemarín.”
“Se dio que la gente de Tijuana, que se llevó a algunos jugadores de acá, nos invitó. Ya había una promesa de que si ascendíamos íbamos a hacer la pretemporada a México. Vamos a hacer tres partidos y uno se va a hacer en Los Ángeles. En base a eso, como van a ser televisados, se junta un dinero y viene para acá. Con eso también se pagan los gastos del viaje a Las Vegas. Porque si no, no hay modo de que el club pague esto. Se arregló porque él (Bragarnik) tiene contactos con clubes de México. Un partido seguro va a ser con Xolos”, explica Lemme, quien además es el tesorero de la AFA, entidad que le girará a Defensa 2 millones de pesos para la construcción de una platea que le permitirá recibir a equipos grandes de local en caso de que vuelvan los visitantes. Lemme remarca que el fútbol del Halcón no está gerenciado. El fútbol profesional de Defensa y Justicia, en rigor, fue manejado por un privado un año después del ascenso a la B Nacional, de 1987 a 1989. Fue la empresa Excellens, a cargo de Héctor Martínez Sosa, ex vicepresidente de Boca y marino retirado. “Esto es diferente –marca Lemme–; es un grupo que está con nosotros hace mucho tiempo y que han hecho experiencia en otros clubes pero no han tenido suerte.” Bragarnik y compañía representan a varios jugadores de Godoy Cruz de Mendoza, como Gonzalo Díaz, Gonzalo Castellani, Julio César Rodríguez y Mauro Obolo, entre otros; en el Halcón, a Marcelo Benítez, Nelson Acevedo, Brian Fernández, Sergio Velázquez y Juan Martín Lucero, el goleador de la B Nacional con 24. En México, la cadena Televisa llegó a manejar los destinos de América, Necaxa y San Luis. En el torneo de Primera de aquí jugarán Defensa ante Godoy Cruz. El éxito tapó la queja inicial. “Se van ellos –recuerdan en Florencio Varela–, y no queda nadie.”
 
 
EMPRESARIO
Bragarnik está en la lista de representantes habilitados por la FIFA. 
 
SU VÍNCULO
Jorge Hank Inzunsa, hijo de Hank Rhon, aparece como dueño de Xolos. 
 
REPRESENTA
Diego Cocca, futuro DT de Racing, dirigió al Tomba y al Halcón.