Por Mariana Rolleri

El momento de abrir el paquete es adrenalínico. De ahí puede salir la figurita del ídolo que todos quieren, la de la Copa del Mundo o esa que nos falta y brilla por su ausencia en en la página que estamos a punto de completar. También puede generar una pequeña decepción: que toque una repetida – aunque el trueque posterior tiene su gustito-. En la previa de Brasil 2014, el clásico álbum de figuritas del Mundial emociona a grandes y chicos. INFOnews te cuenta los detalles de esta edición, dónde se compran y cambian figuritas y cuánto sale concretar el sueño del pibe: llenarlo.

El álbum tiene 639 figuritas. Cada una de las 32 selecciones posee 17 imágenes de sus jugadores, una grupal y otra metalizada del escudo. Además hay 24 adhesivas dedicadas a los estadios y otras a los logos de la FIFA, la Copa del Mundo y la pelota oficial llamada Brazuca.

Las páginas se hacen pintorescas con los colores de las banderas y la información está traducida en diez idiomas. Cuenta con el fixture para completar, los campeones de ediciones anteriores y unas tablas con la performance de cada plantel en las eliminatorias. Eso si, un importante detalle porque brilla por su ausencia es el cuadro con los números para ir tachando a medida que el álbum se llena.

Las figuritas de los jugadores tienen el nombre y apellido, la fecha de nacimiento (¡hay algunos que son modelo '92!), la altura, el peso y el club al que pertenecen como por ejemplo, el Barcelona en el caso de Lionel Messi. En el extremo izquierdo, un pequeño dibujo representa la posición en la que juega: arquero, defensor, volante o delantero.

Los grandes se la están rebuscando por las redes sociales para acordar un canje por esa vía o programar juntadas masivas en plazas o cafés

El álbum se puede conseguir desde 15 pesos en los kioscos de diarios o de golosinas. Los sobres traen cinco figuritas y salen 5 pesos, un precio que es un tanto criticado en el boca a boca y en las redes sociales por muchos coleccionistas adultos o papás de niños. En un caso irreal en el que no haya repetidas, llenar el álbum costaría 640 pesos pero en la realidad completarlo será más caro. ¡Por suerte existe el trueque!

¡Late, nola!

Según Panini - la empresa internacional que produce el álbum - no existen figuritas difíciles. Aunque eso fuera así, siempre están las que son extremadamente fáciles y todos las tienen repetidas. Así nace el intercambio, esa característica del folklore de coleccionar figuritas que socializa a los chicos en las escuelas y a los grandes en los trabajos.

Este momento del trueque tiene su propio vocabulario: ¨late¨ significa "la tengo", ¨nola¨, lo contrario a late. En la negociación hasta se pueden cambiar pilones por una sola figurita. Así de desigual puede ser. El éxito o fracaso del trueque dependerá de cuáles sean las figuritas más valoradas y de la cancha para negociar que tengan las partes.

El intercambio es entretenimiento en los recreos de las escuelas, pero el fútbol es pasión de multitudes... adultas. Así que además de cambiar en el lugar de laburo, los grandes se la están rebuscando por las redes sociales para acordar un canje por esa vía - método un poco engorroso por la cantidad de números que se publican- o programar juntadas masivas en plazas o cafés. Por ejemplo, los parques Centenario y Rivadavia son puntos de encuentro en Capital Federal. Intercambio de figuritas Mundial 2014 (solo Argentina) , Figuritas Mundial Brasil 2014- Córdoba y Figuritas Mundial Brasil 2014 son algunos de los grupos que existen en la red.

Pedir las figuritas que faltan a la compañía Panini siempre es una opción aunque con menos magia y más cara. Se pueden solicitar hasta 20 stickers, cada uno sale lo que un paquete y se paga $20 más para gastos de envío.

No apto para nostálgicos. Para los que quieran tener su álbum sin gastar dinero o a los que el formato papel les da igual, la alternativa es virtual y gratuita. Esta versión, a la cual se accede a través del sitio web de la FIFA, permite crear grupos, intercambiar los stickers y conseguir las "díficiles" con códigos especiales.