Alicia Reina será la primer mujer argentina en competir en el Dakar. "No tengo mucha idea de mi auto, voy a participar en una camioneta Toyota doble cabina, recortada y totalmente reformada, el objetivo es dar la vuelta; terminar la carrera nada más, no pienso en la posición", contó Alicia sus expectativas en diálogo con radio Vorterix.

Reina venía participando del rally en la Argentina con buenos resultados y a su marido se le ocurrió la utopía: "La idea se le ocurre a mi esposo, él es el de la locura, me preguntó si me animaba a correr el Dakar y ahí empezamos a trabajar, a juntar el presupuesto y a prepararnos mentalmente".

Madre de dos hijas que apoyan su carrera, la primera mujer argentina en correr el Dakar tiene un perfil muy bajo y kle costó mucho imponerse en un mundo en el que aún hoy a la mujer se la mira con otros ojos: "Si un hombre comete un error, esta dentro de las posibilidades, si una mujer comete un error nos mandan a lavar los platos", lamenta Alicia.