El seleccionado argentino le ganó anoche 2-0 a su par de Bosnia gracias al poderío goleador de Sergio Agüero, pero quedó nuevamente en deuda en defensa, la faceta del juego en la que más deberá trabajar Alejandro Sabella con miras al Mundial de Brasil.

En Saint Louis, en el último partido del año, el equipo albiceleste se llevó un merecido triunfo, aunque por momentos la pasó mal debido a las ya recurrentes carencias defensivas, que no lograron disimularse ni con una última línea con cinco jugadores.

Agüero marcó los dos tantos argentinos, a los 39 minutos del primer tiempo, y a los 20 del segundo, este último con una volea impresionante que dejó sin chances al arquero bosnio.

El primer tiempo fue de ida y vuelta. Y así como Argentina se mostró incisivo en ataque, ganando en el uno contra uno con sus hombres de punta, Bosnia aprovechó gruesos errores de la nutrida defensa albiceleste para generar varias acciones de riesgo.

La primera y la más clara del segmento la tuvo el equipo de Alejandro Sabella cuando a los 6 minutos Sergio Agüero recibió un pase largo de Maximiliano Rodríguez, engancho hacia adentro dejando a su marca en el camino, pero definió con un disparo suave que neutralizó el arquero bosnio.

Parecía que iba a ser un mero trámite para los albicelestes, pero Bosnia creció de la mano Zvjezdan Misimovic y Haris Medunjanin en el medio. Y empezó a sacar provecho de las fallas del fondo albiceleste.

A los 9, tras un error de Federico Fernández, tomó la pelota Vedad Ibisevic y desde una posición inmejorable remató desviado cuando Sergio Romero tenía poco que hacer. Y dos minutos más tarde Edin Dzeko sacó un remate cruzado que se fue apenas afuera.

Pasado el cuarto de hora comenzó a crecer la figura de Angel Di María y el seleccionado nacional comenzó a ser más agresivo. Así fue como "Fideo", tras desairar a un defensor rival como un movimiento espectacular, sacó un remate que se fue cerca.

Y Agüero, otro que tuvo mucha participación en la etapa, tuvo una nueva chance que Asmir Begovic volvió a neutralizarle.

Hasta que a los 39 Di María habilitó a Palacio dentro del área y al delantero le cometió penal el arquero rival. Pero mientras el árbitro dudaba en cobrar la pena, la pelota derivó en el "Kun" Agüero, quien con el arco libre no tuvo problemas para poner el 1-0.

La segunda parte mantuvo la misma sintonía, con Argentina atacando y complicando a la defensa, pero a su vez dando opciones al rival a partir de sus reiteradas dificultades defensivas.

Cuando la monotonía parecía adueñarse del juego, a los 20 Agüero definió el partido en favor del equipo argentino. Rodríguez lo habilitó contra el costado izquierda, por encima de la última línea rival, y el delantero del Manchester City tomó la pelota de volea, con su pierna menos hábil, y dejó sin chances al arquero bosnio con un remate muy potente.

A partir de allí, el conjunto bosnio fue en busca del descuento aunque sin ideas claras para llevar peligro a Romero, mientras que Argentina tuvo chances de contra, aunque no estuvo fino en la definición.

Primero Palacio ganó en velocidad y definió sólo frente al arquero, pero remató al cuerpo y en el rebote Agüero remató increíblemente desviado por sobre el travesaño, mientras que minutos más tarde el que ganó en velocidad fue Di María, quien habilitó al recién ingresado Lamela, que de frente al arco definió desviado.

Sabella cierra el año con grandes resultados, pero con la certeza de que para soñar con pelear por el título en Brasil deberá mejorar y mucho en defensa.

Síntesis del partido:

Argentina: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Nicolás Otamendi, Federico Fernández, Jose Basanta, Marcos Rojo; Maximiliano Rodríguez, Javier Mascherano, Angel Di María; Rodrigo Palacio y Sergio Agüero. Director técnico: Alejandro Sabella.

Bosnia: Asmir Begovic; Emir Spahic, Ermin Bicakcic, Sead Kolosinac, Avdija Vrsajevic; Miralem Pjanic, Zvjezdan Misimovic, Haris Medunjanin, Edin Visca; Edin Dzeko y Vedad Ibisevic. Director técnico: Safet Susic.

Goles: En el primer tiempo, a los 39 minutos, Agüero (A). En el segundo tiempo, a los 20, Agüero (A).

Cambios: En el segundo tiempo, a los 23 minutos, Zoran Kvrzic por Ibisevic e Izet Hajrovic por Misimovic (B); 26m, Lucas Biglia por Rodríguez (A); 27m, Toni Sunjic por Vrsajevic (B); 31m, Erik Lamela por Agüero (A); 40m, Augusto Fernández por Di María (A).

Incidencias: No hubo.

Árbitro: Edvin Jurisevic (EE.UU.)

Cancha: Cardenales de Saint Louis.